in

Cuando veas la renovación de este armario, no creerás que es el mismo

Ya sabéis la especial debilidad que sentimos hacia todos aquellos proyectos, trucos o consejos que nos ayuden a mejorar nuestro hogar. Y mucho más, cuando, además de ganar en espacio y funcionalidad, conseguimos ganar en estética.

El proyecto que venimos a contaros hoy reúne precisamente todas estas premisas. Se trata de la renovación del interior de un vestidor, tan sorprendente que cuando veas el antes y el después no creerás que se trata del mismo.

Lo cierto es que cuando la pareja que ideó y compartió su DIY en internet, si decidieron ponerse manos a la obra fue por algo. Mirad:

Este es el famoso vestidor del que os hablaba. Antes de la renovación, el ropero no tenía ni puertas, la barra de colgar ocupaba demasiado espacio y las baldas superiores e inferiores no eran nada eficientes

Como es lógico, lo primero que hicieron fue vaciar íntegramente el contenido del vestidor, baldas y barra de colgar incluidas

Después cortaron las baldas en piezas más pequeñas que pudieron acoplar fácilmente en uno de los laterales

En el otro lado, cortaron la barra para la ropa por la mitad y fijaron las dos piezas a la pared, gracias a unos listones de madera a los que hicieron unas muescas en forma de media luna para que se mantuvieran fijas. Ahora tenían el mismo espacio para colgar la ropa, pero organizado de una forma más inteligente

Aquí podéis ver las muescas de las que os hablaba más detalladamente

Para la pared de enfrente, antes tapada por la ropa, compraron varias plantillas para pintarla con un motivo decorativo 










Empezaron pegándola por la parte superior de la pared, midiendo el espacio que querían pintar y colocándole un pequeño nivel especial que se acopla a la plantilla

A continuación mojaron un rodillo pequeño en pintura negra y pintaron ejerciendo una presión moderada para crear un efecto semidifuso

Cuando terminaron esa parte, movieron la plantilla hacia bajo para continuar pintando

¡El resultado final es simplemente genial!

Cuando la pintura se secó, pudieron volver a colocar la ropa donde estaba, pero de una manera mucho más organizada y a mano

Como guinda del pastel, añadieron un espejo de cuerpo entero

Como veis, ¡el resultado no podía ser mejor! Animaros a probarlo

What do you think?

0 points
Upvote Downvote