La trágica historia del delfín que se enamoró de su profesora de Inglés

Publicado 12 junio, 2020 por Vanessa P.
delfin-enamorado
PUBLICIDAD

La historia de Peter y Margaret es una de las que muy probablemente no vuelva a repetirse nunca. Durante meses, ellos dos compartieron mucho tiempo juntos. Mientras ella le enseñaba inglés, él iba mostrándose a sí mismo y sus limitaciones. Dormían, comían y trabajaban juntos, hasta que Peter terminó enamorándose de Margaret. Esta historia, si leemos solo hasta aquí, parece una historia de amor común, pero lo cierto es que Peter era un delfín y Margaret era una investigadora que formaba parte de un proyecto bastante polémico.

El controvertido John C. Lilly dirigió una investigación para estudiar la comunicación entre humanos y delfines

delfín entrenado para hablar inglés

Lilly Estate

Al mando del experimento del que formaban parte Peter y Margaret estaba John C. Lilly, una de las figuras más controvertidas de  la neurociencia. El proyecto se puso en marcha en 1965, después de que Lilly recibiera la financiación suficiente como para estudiar las capacidades de los delfines para imitar patrones del habla humana y la posibilidad de comunicarnos con ellos.

Según él mismo afirmó, años antes había sido capaz de entrar en una conversación con varios delfines, aunque lo cierto es que sus experimentos incluían el consumo de sustancias psicodélicas como el LSD.

Margaret Howe comenzó a observar las conductas de los animales y tuvo la idea de enseñarle inglés a un delfín, Peter

margaret howe lovatt delfín

BBC

Las instalaciones en las que se llevó a cabo el experimento estaban en las Islas Vírgenes, concretamente en la Isla de St  Thomas. Margaret Howe Lovatt era nativa de la isla, y en cuanto se enteró de la existencia de un laboratorio secreto, fue a ofrecer su ayuda y terminó trabajando como observadora del comportamiento de los delfines. Con el tiempo fue llevando un programa diario en el que animaba a los tres delfines que había a hacer sonidos parecidos a los del habla humana.

experimentos cientificos con delfines

BBC

Poco a poco, Margaret sintió que podía enseñarles inglés a los delfines, pero para ello tendría que convivir con ellos las 24 horas del día, y no solo doce. La entrenadora le planteó esta idea a John C. Lilly, que aceptó la idea, creyendo que el lenguaje humano se desarrollaba gracias a la relación cercana y constante entre madres e hijos.

Margaret Howe comenzó con su tarea de vivir seis días a la semana con Peter, el delfín más joven y que aún no había sido entrenado en formación de sonidos semejantes al habla. Por las noches, dormía en una cama flotante, en unas instalaciones diseñadas exclusivamente para el experimento.

Peter y Margaret comenzaron a compartir mucho tiempo juntos, y el delfín empezó a cortejarla

Poco a poco, Peter y Howe fueron compartiendo experiencias en la casa parcialmente inundada. Interaccionaban continuamente, y Margaret iba anotando los avances que se iban dando en cuanto a las capacidades de Peter para hablar.

A medida que pasaba el tiempo, según la propia Margaret comentó a BBC, se fue haciendo evidente que Peter no veía a Margaret como una profesora. Llegó el punto en el que dejó de interesarse por aprender un nuevo idioma, y comenzó a cortejar a su entrenadora, dándole cada vez más mordiscos a pesar de que ella no le correspondía. Cada vez que Peter se ponía violento, Howe lo ahuyentaba.

En cambio, nada conseguía alejar a Peter de ella. Ni siquiera las visitas conyugales con delfines hembra. Los investigadores comenzaron a preocuparse por si el pasar mucho tiempo con su especie de nuevo haría que el delfín se olvidara de todo lo aprendido sobre el humano.

Los encuentros de Peter con otras hembras de delfín no funcionaron, y regresó a vivir con su profesora

peter y margaret experimento

BBC

Al poco tiempo, Peter volvió a convivir con Margaret, y empezó a frotarse contra sus piernas mientras mostraba sus genitales. Al final, la entrenadora se vio obligada a frotar a Peter para que éste recuperara su interés por aprender inglés. Según ella, esto estrechó el vínculo existente entre los dos, pero ella no tenía ningún tipo de intención con el delfín, más que realizar su trabajo. En cambio, según comentó Andy Williamson, cuidador de los delfines durante la investigación, en el documental The Girl Who Talked to Dolphins Peter estaba locamente enamorado de Margaret.

peter y margaret experimento extraño

BBC

Por suerte o desgracia, 9 meses más tarde la investigación paró debido a que dejaron de financiarla. Muchos medios hablaron de que el experimento no había cumplido con el código ético necesario para poder realizar investigaciones con animales, y la imagen de Lilly se fue deteriorando, también debido al abuso de sustancias. Aún así, continuó estudiando a los delfines de forma más discreta.

Tras perder la financiación, el proyecto fue cancelado y Peter falleció de tristeza

delfín enamorado

BBC

Peter, por su parte, no pudo soportar la soledad de perder a Margaret después de pasar tanto tiempo con ella. Fue trasladado con los demás delfines a una sede en Miami, en pésimas condiciones. Según el propio Lilly, Peter falleció de tristeza.

Los delfines respiran de manera consciente, por lo que si la vida les parece insoportable, pueden decidir no respirar más y hundirse hasta el fondo. Margaret fue capaz de superar la separación, pero Peter no lo hizo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...