10 arquitectos que se empeñaron en hacer un edificio feo del que hablara todo el mundo, y lo consiguieron

Publicado 29 septiembre, 2020 por Pablo Carrera
edificios-feos
PUBLICIDAD

Nuestro planeta está lleno de construcciones de lo más sorprendentes. Como buena prueba de ello, te presentamos a continuación una serie de algunas que te harán suspirar al verlas, pero no precisamente del gusto. Sus diseñadores parecían no estar teniendo un buen día, o quizás buscaban precisamente hacer un edificio feo para que se hablara de ellos. Si era esto último, lo han conseguido.

Planetario Indira Gandhi

Planetario

Instagram / nolugar666

El planetario Indira Gandhi, uno de los más grandes de Asia, se construyó entre edificios residenciales de hormigón cerca del río Gomti, en Lucknow, India. A primera vista puede parecer un OVNI que ha venido a visitar la ciudad, pero cuando lo observas de cerca, te percatas de que representa a Saturno y sus anillos.

Cuando se inauguró, allá por 2003, el planetario, cuyo nombre hace honor a una importante ex primera ministra del país,  contaba con una tecnología avanzada. Ahora, con el paso del tiempo, el polvo se ha apoderado de la maquinaria y el edificio necesita una actualización. Aún así, puedes visitarlo y hacerte unas fotos con él, habrá a quien le parezca un edificio precioso.

Casa Sutyagin

Antes de ser demolida, la Casa Sutyagin, situada en Archangel, Rusia, era la estructura de madera más grande del mundo. Contaba con trece pisos construidos por una única persona, Nikolai Sutyagin.

Nikolai era un hombre trabajador, no se lo podemos negar, y llegó ser el hombre más rico de Archangel gracias al negocio de la madera. Como muestra de su opulencia, comenzó a construir su casa. Por desgracia, en 1998, fue enviado a prisión por extorsión, y al salir se vio sin el dinero que necesitaba para poder terminar su monstruoso edificio.

Al final, en 2008, la propiedad fue derribada por ser considerada un peligro de incendio para la ciudad.

Casa Inodoro

El coreano Sim Jae-duck, presidente de la Asamblea General Inaugural de la Asociación Mundial del Retrete, decidió construirse una casa con forma de inodoro. El edificio contaba en su origen con cuatro inodoros de lujo con sensores de movimiento y dispositivos de nebulización, y podía alquilarse por el «módico» precio de 50.000 dólares…al día. 

Actualmente, el edificio es un museo oficial dedicado a ese espacio de la casa tan preciado por Jae-duck. El presidente de la Asociación del Retrete quería que se reconociera la labor del inodoro y concienciar al mundo de que hay que mantener la limpieza en el baño.

Pirámide dorada

Jim y Linda Onan, un matrimonio de Illinois, Estados Unidos, tomaron la decisión de construir una pirámide de seis pisos chapada en oro de 24 quilates, y vivir en ella. Según la pareja, su hogar canalizaba las energías mágicas.

Ubicada en una isla y rodeada por un foso gigante, la casa incluía una estatua enorme del rey Tut, palmeras de metal, una estatua de guardia de Ramsés II y un garaje para cuatro coches coronado por tres pequeñas pirámides. Por dentro, estaba llena de adornos dorados. Como era de esperar, terminó convirtiéndose en una atracción turística abierta al público.

En cambio, en 2018 la casa quedó gravemente dañada por un incendio.

Piano House

Los diseñadores de la Universidad de Tecnología de Hefei, China, crearon un edificio compuesto por dos instrumentos musicales gigantescos: un piano que representa la parte central de la construcción y un violín de cristal.

Dentro de la Piano House se celebran eventos de todo tipo, desde reuniones de empresa hasta bodas. Está completamente abierta al público y de noche se ilumina de forma que los contornos de los instrumentos quedan marcados.

Edificio de cesta de Ohio

La gran canasta que adorna la ciudad de Newark, Ohio, fue inaugurada en 1997 y albergaba las oficinas de la firma de cestas Longaberger. El fundador de la empresa, David Longaberger, quería que todos sus edificios tuvieran forma de cesta, pero falleció antes de que esto pudiera ocurrir.

En 2016, la marca trasladó su sede y el edificio se mantuvo cerrado hasta 2019, cuando más de 600 personas lo visitaron tras su apertura al público. Finalmente, los planes para la canasta más grande del mundo son acabar siendo un hotel de lujo de lo más original.

First World Hotel

El First World Hotel es un hotel de tres estrellas situado en Pahang, Malasia. Cuenta con 7.351 habitaciones, lo que le convierte en el hotel más grande del mundo, o al menos el que cuenta con más estancias.

El afán de los arquitectos por llenar la construcción de habitaciones no fue acompañado de las ganas de que quedara bonito por fuera. Para muchos, se trata de un edificio chillón que desentona completamente si lo comparamos con los demás edificios y las montañas que le rodean. 

Edificio Elefante

El edificio elefante es un rascacielos de Bangkok que terminó de construirse en 1997. Tiene 32 pisos y 102 metros de alto, y en él se puede encontrar tanto una zona residencial como oficinas. Es una de las construcciones más famosas de la ciudad por tener la forma de un elefante, un animal que es bastante popular en la India.

Torres Aillaud

Las torres Aillaud están consideradas como uno de los edificios más feos de Francia por sus colores y el diseño poco atractivo que tienen. Están situadas en un suburbio a las afueras de París, Nanterre, y fueron inauguradas en 1977. En ellas hay más de 1600 apartamentos. Su arquitecto, Emile Aillaud, tuvo cuidado de que en la zona exterior a las torres se plantara un árbol designado para cada vivienda. 

Edificio Robot

El edificio robot se encuentra en Bangkok, Tailandia, y alberga la sede del banco United Overseas. El arquitecto, Sumet Jumsai, quiso reflejar la informatización de la banca creando una construcción con paredes, antenas y ojos que retroceden progresivamente. Si se observa de frente, el edificio podría haber protagonizado perfectamente Wall-E.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.