in

El desconocido insecto que mata a sus presas a pedos

Si bien para nosotros expulsar las flatulencias puede ser increíblemente beneficioso, existe una especie de insecto cuyos gases pueden resultar mortíferos para sus presas. 

En los termiteros de Tanzania, además de las terminas y otros insectos, tales como avispas, piojos de los libros o moscas de la fruta, vive una larva diminuta llamada Lomamyia latipennis, que cuenta con un arma infalible y letal para dar caza a sus presas: sus ventosidades. 

Para ello, esta larva, de no más de 0,07 mg, acerca su abdomen a la cabeza de una termita y libera su efluvio, sin tocarla y sin que esta ofrezca resistencia. Tres minutos de agonía más tarde, la termita yacerá boca arriba moviendo las patas erráticamente. La larva, incapaz de defecar hasta que sea adulta debido a un estrechamiento entre el estómago y el intestino posterior, inyecta una enzima a la termita que terminará disolviéndola. Es en ese momento cuando la larva se alimentará del jugo emitido por su presa. 

A pesar de su pequeño tamaño, en comparación con los 2,5 mg de la termita, la larva puede matar letalmente a las termitas que se acerquen a la primera. Tan solo los ejemplares más grandes logran resistir su fétida arma, aunque quedarán ligeramente aturdidas. Eso sí, sus flatulencias son tan mortales, que si la Lomamyia latipennis decidiera no comerse a su presa, esta moriría en pocas horas. 

Hasta la fecha se desconoce la composición de los gases emitidos, aunque muchos científicos han descartado la alta concentración de metano ya que, de por sí, las termitas producen mucho debido a su dieta rica en fibra y sus bacterias digestivas. Esto quiere decir que debe de tratarse de otro componente que afecte directamente a las terminas y no a otros insectos del termitero. 

Lo cierto es que, a pesar de esta peculiar arma, se trata de una especie a la que hay que estudiar en profundidad a fin de conocer la composición de los gases y encontrarle usos prácticos.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote