in

El dibujo de una niña destapa las violaciones que sufrió cuando tenía 8 años

No fue violada por un desconocido, sino por un amigo íntimo de la familia al que sus padres habían dado cobijo en su propia casa en dos ocasiones, cuando peor lo estaba pasando. Era como un hermano para ellos y, sin embargo, aprovechaba los escasos 20 minutos que estaba a solas con la niña para abusar de ella.

Así lo contaban los padres de la menor a la salida del jugado. El juicio, en el que acusan al hombre por dos delitos de abuso sexual continuado y por los que el fiscal solicita 28 años de cárcel al acusado, ha tenido lugar a puerta cerrada este miércoles 10 de mayo en Pamplona.

Aprovechaba los 20 minutos que se quedaba a solas con la niña

Estos padres consideraban al acusado como un hermano, tanto que en 2011 le abrieron las puertas de su casa, donde permaneció 40 días con su propia familia mientras buscaba un trabajo. Después, en 2014, cuando el acusado estaba inmerso en trámites de separación, sus amigos le tendieron nuevamente una mano y le acogieron en su casa, esta vez durante 5 meses.

En aquella época, el padre de la niña no trabajaba por lo que pasaba prácticamente todo el día en casa. Tan solo se ausentaba durante 20 minutos al día, tiempo que tardaba en llevar a su mujer al trabajo, y tiempo que el acusado aprovechaba para obligar a la niña a tener encuentros sexuales con él. 

“Nos criamos como hermanos. A este hombre le dimos todo, le abrimos nuestra casa, la relación era de hermanos y violó a nuestra hija mirando el reloj porque tenía 20 minutos hasta que volviésemos. Eran 20 minutos que él aprovechaba para llevar a la niña a la habitación, bajar las persianas e ir calculando el tiempo. Cuando veía por la ventana que volvía con el coche hacía como si nada hubiese pasadoMuchos días entraba en casa y le veía en la cocina haciendo cosas nerviosoLe veía alterado y yo lo achacaba a que bebía mucho Redbull. Le decía que no era bueno para el corazón, cuando en realidad estaba nervioso por lo que acababa de hacer a nuestras espaldas“, ha explicado el padre fuera de la sala del juzgado.

Un dibujo de la niña sirvió para destapar el caso

Con solo 9 años la niña ya pensaba en quitarse la vida, pero no sabía cómo hacerlo, según ha relatado su madre. Jamás llegó a decirle lo que le ocurría, hasta que dos años más tarde apareció el dibujo. La chica del dibujo se parecía mucho a su hija, por lo que no dudó en preguntarle.

Le pregunté por qué tenía tachada la boca y si había alguien que no le dejaba hablar“, cuenta su madre. 

Fue entonces cuando la niña se lo contó todo. Al preguntarle cuántas veces había sucedido, la niña contestó: “Todos los días, mamá, todos los días“.

Además, el amigo de sus padres la intimidó diciéndole que si contaba algo le metería en problemas a él y a sus padres.

Los padres de la víctima han manifestado que no están interesados en llegar a ningún acuerdo con el acusado y piden 30 años de cárcel. Esperemos que se haga justicia.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote