in

El invento de un niño de 10 años podría salvar la vida de muchos bebés

Cuidar de un bebé no es tarea fácil. Los pequeños son extremadamente sensibles al entorno. Es lógico, sus pequeños organismos todavía no se han adaptado del todo al ambiente que les rodea y las bacterias virus o cambios de temperatura pueden afectarles de una manera muy seria.

Según las estadísticas, en EE.UU 712 niños han muerto desde 1998 hasta ahora debido a golpes de calor sufridos tras haberlos dejado en el coche. Un alarmante número de muertes que podría haberse evitado fácilmente.

Esta cifra podría reducirse a 0 próximamente si el invento del joven Bishop Curry llegará a hacerse realidad. Bishop es un muchacho de tan solo 10 años que vive en McKinney, Texas. A continuación os mostramos su invento y lo necesario que es que se llegue a fabricar.

Este es Bishop y lo que sostiene en la mano es su invento. Se llama Oasis y es un termómetro que mide la temperatura del coche y activa automáticamente el aire acondicionado del mismo cuando se rebasan unos límites saludables

Por desgracia la inspiración le vino cuando el bebé de su vecino murió de un golpe de calor en el coche. El pequeño solo tenía 6 meses. Bishop se propuso evitar que esto volviera a suceder

Oasis Además de regular la temperatura del habitáculo también avisa a los padres y a las autoridades de la posible situación de emergencia

Lo que tenemos en las imágenes es tan solo un prototipo hecho con plastilina. El padre de Bishop ha creado una campaña en GoFundMe para obtener dinero y así poder hacer realidad el invento

A día de hoy ya llevan recaudados más de 28.000$ de los 20.000$ que necesitaban. Esto quiere decir que su invento se hará realidad. Esperemos poder verlo pronto en las tiendas y que ningún bebé muera más por esta horrible causa

What do you think?

0 points
Upvote Downvote