in

El primer embrión con ADN mezcla de humano y cerdo ya ha sido creado en un laboratorio

El primer embrión mezcla de cerdo y humano ya ha sido creado en un laboratorio. Ha sido en el instituto Saik de Estudios biológicos en California. Este ser ha sido llamado “embrión quimera” en honor al monstruo compuesto por cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de dragón de la antigua mitología griega.

Los embriones quimera han sido cultivados con el propósito de estudiar la posibilidad de hacer crecer órganos humanos en cuerpos de otros animales. El fin sería el de tener una reserva de órganos listos para ser transplantados cuando un paciente lo necesite.

A día de hoy, los embriones solo son cultivados hasta el día 28 de su gestación. Esto es por las implicaciones éticas que la creación de un ser con células humanas conlleva. Además, estas primeras pruebas solo necesitaban ese tiempo para poder observar como crecían las células humanas en otro ser vivo.

El modo en el que han logrado esto es el siguiente:

En un embrión de cerdo de tan solo un día de vida, eliminan la parte del genoma correspondiente al órgano que se desea cosechar. En este caso ha sido un páncreas.

Ahora se implantan en el embrión unas células madre humanas que deberían cubrir la secuencia de ADN eliminada. Recordemos que las células madre son capaces de transformarse en cualquier parte del cuerpo que se necesite.

Seguidamente se implanta el óvulo en una cerda y se permite su desarrollo durante 28 días. Los cerdos tienen un periodo de gestación algo más del doble de rápido que un ser humano, por lo que en ese tiempo es suficiente para comprobar si las células se adaptan bien o no a su nuevo desarrollo. De momento es una técnica que aún es altamente ineficaz. De hecho de los 2.075 embriones tratados, solo 186 continuaron desarrollándose.

Entre los avances y la ética

La cantidad de material genético humano aportado al cerdo es de un 0,001% del total. Pero al ser un terreno de investigación tan nuevo, las implicaciones éticas sobre lo que se debe o no se debe hacer aún no están muy claras.

Aunque las intenciones de los científicos son eminentemente benignas, saben la controversia que sus estudios causan entre la opinión pública. Diversos científicos han mostrado su preocupación por la posibilidad de que estos experimentos puedan llegar a producir animales superinteligentes.

Ante todo hay que dejar claro que los experimentos que se llevan a cabo en el Sak son totalmente legales y transparentes. En alguna ocasión han visto paralizadas sus subvenciones simplemente por el hecho de esclarecer el camino a seguir.

El profesor Belmonte, uno de los implicados en esta investigación, ha dejado muy claro que poder hacer ciertas cosas, no quiere decir que se deban hacer. En una sociedad como la que vivimos, debemos preguntarnos primero si debemos o no seguir esta senda y lo más importante, como seguirla.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote