El rábano negro, el nuevo alimento contra el colesterol según la ciencia

Publicado 29 agosto, 2019 por Vanessa
rabano negro
PUBLICIDAD

Quizás conozcas a su pariente, el rábano común que podemos encontrar en el mercado, cuyo exterior tiene una coloración rojiza. En cambio, es posible que el rábano negro haya pasado desapercibido en tus visitas al puesto de verdura.

Debido a sus efectos beneficiosos sobre la salud, es conveniente que conozcas más sobre esta hortaliza. A continuación, te familiarizamos con ella, para que sepas qué efectos causa sobre el organismo y cómo puedes incorporarlo en tu dieta.

¿Qué es el rábano negro?

rábano negro

Tubérculos.org

El rábano negro es un tipo de rábano de piel oscura originario de Europa y Asia. Este tipo de rábano es más grande que los rábanos comunes, pudiendo llegar a los diez centímetros de largo. Su sabor es más fuerte también que otros rábanos.

El rábano negro, dependiendo de su variedad, puede ser alargado o cilíndrico. Su interior es blanco, crujiente, algo amargo y más picante que los rábanos tradicionales. Debido a que la piel de los rábanos negros es muy picante, se recomienda pelarlos antes de consumirlos.

Aunque no es un vegetal común en los supermercados, cada vez es más popular debido a los nutrientes que aporta al organismo, y también porque ayuda a tratar varios problemas de salud.

¿Cómo ayuda el rábano negro en el colesterol?

Tubérculos.org

El rábano negro reduce el colesterol y mantiene la presión arterial, lo que ayuda a evitar los ataques cardíacos y los problemas cerebrovasculares. Según un estudio de la UNAM, el rábano negro desintegra los cálculos biliares, entre otras funciones. Esto se debe a que tiene metabolitos de los que carece el rábano común.

Además, también se ha descubierto gracias a este estudio que el rábano negro tiene un efecto hipolemiante. Es decir, sus metabolitos tienen propiedades antioxidantes y además reducen los niveles de lípidos en la sangre.

Otros beneficios del rábano negro para nuestra salud

Tubérculos.org

  • Es anti-cancerígeno: Las antocianinas que posee ayudan a reducir el estrés oxidativo y neutralizan el daño producido por los radicales libres. De esta manera, hay un menor riesgo de desarrollar cáncer y otras enfermedades.
  • Protege la salud del cabello y la piel: Gracias a sus propiedades por su contenido en vitaminas B y E, el rábano negro ayuda a proteger la piel contra la inflamación y el estrés oxidativo. Así se evita la aparición de arrugas y el envejecimiento. Lo mismo ocurre con la estructura capilar, que se ve reforzada por estas vitaminas.
  • Ayuda a mejorar el funcionamiento del hígado: Según un estudio, el rábano negro ayuda a la función biliar y hepática. El gutatión que contiene este alimento es uno de los antioxidantes más importantes del cuerpo. Su función es evitar que el hígado acumule demasiadas toxinas, así que consumir rábano negro ayuda a mantener el hígado en buen estado.
  • Estimula el sistema inmune gracias a su vitamina C: La vitamina C ayuda a reforzar el sistema inmunológico al estimular la producción de glóbulos blancos, los cuales nos protegen de los patógenos, las toxinas y las bacterias dañinas.
  • Ayuda a tratar el hipertiroidismo y el sobrepeso: El rábano negro tiene muy pocas calorías y mucha fibra. Es por eso que provoca una sensación de saciedad sin aportar demasiadas calorías, lo que ayuda a adelgazar y a estabilizar el metabolismo. Por otro lado, ayuda a regular los niveles hormonales y a mantener la tiroides saludable.

Recetas con rábano negro

Cocina Delirante

Ensalada de rábano negro y manzana para saciar el estómago

  • 1 rábano negro mediano cortado en juliana
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • Una manzana Granny Smith cortada en rodajas muy finas
  • Una zanahoria grande cortada en juliana
  • Medio tallo de apio cortado fino
  • Una cucharada de semillas de girasol, tostadas y sin sal
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Sal
  • Dos cucharadas de menta fresca picada
  1. En un tazón, mezcla el rábano con el zumo de limón y déjalo reposar media hora. Después añade la manzana, la zanahoria y el apio. Remueve todos los ingredientes.
  2. Añade aceite de oliva como aliño, mezcla las semillas de girasol, espolvorea la menta y añade la sal a tu gusto.

Ensalada de rábano negro y remolacha para activar el hígado

  • Medio rábano negro grande
  • Una zanahoria
  • Media remolacha
  • Un pepino
  • Hojas de rúcula
  • Dos cucharadas de zumo de limón
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Dos cucharadas de cilantro o perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta negra
  1. Ralla el rábano negro, la remolacha, el pepino y la zanahoria. Mezcla todo en un bol grande junto a la rúcula.
  2. Mezcla el cilantro fresco picado junto con aceite, zumo de limón, sal y pimienta negra. Aliña la ensalada y añade más sal si es necesario.

 

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.