Cómo elegir el pintalabios ideal según tu tono de piel

Publicado 24 julio, 2020 por Tamara Lopez
color-labios-tono-piel
PUBLICIDAD

En la actualidad, el maquillaje se ha convertido en una gigante e importante industria en la que podemos encontrar desde los productos más clásicos a los más raros e innovadores. Dentro del primer grupo están los pintalabios, que existen en miles de acabados y colores. Es por ello que a veces puede ser difícil encontrar el que más nos favorece, pero sigue leyendo para descubrir cómo acertar con tu tono perfecto.

El tono de pintalabios perfecto podría encontrarse en una inesperada parte de tu cuerpo

A la hora de elegir nuestro color de pintalabios perfecto hay muchos factores que debemos tener en cuenta, como el color de la piel, el pelo o los ojos y, por supuesto, nuestros gustos personales.

Pero existe un truco que nos puede ayudar a encontrar el color adecuado, y es que al parecer el color de los pezones es el que mejor determina el tono que más nos va a favorecer. Esto es porque el labio superior resulta ser del mismo color que los pezones.

El papel determinante del tono de piel

El tono de piel es tan importante porque algunos colores resaltan más sobre unas pieles que sobre otras, y la intensidad de un labial puede marcar la diferencia entre un maquillaje favorecedor y uno que nos apague el rostro. Eso sí, hay colores que favorecen a todos los tonos de piel como el rojo o el burdeos.

Lo primero y lo más importante es saber identificar el subtono de cada piel, lo cuál también ayuda para encontrar el color perfecto de base de maquillaje. No debemos confundir el color con el subtono de la piel, pues el primero puede cambiar, pero el segundo no. 

Podemos partir de dos categorías de tonalidades, que son las que tiene la mayoría de la gente: las tonalidades frías y las cálidas. En el primer grupo encajarán normalmente las pieles más pálidas, mientras que en el segundo se agruparían las pieles con un matiz más dorado e incluso oliva.

Si no encajas en ninguno de los dos, probablemente tengas un subtono neutral, es decir, una mezcla tanto de su tonos cálidos como fríos.

Subtonos fríos

Las pieles de subtono frío tienen un matiz rojo, rosa o azulado. A estas pieles la joyería de color plata les favorece en mayor medida, y al ser tonalidades más pálidas, tienen más facilidad para sufrir quemaduras ante la exposición solar con anterioridad a broncearse.

Una forma fácil y rápida de corroborarlo es echando un vistazo a las venas en la muñeca: si se ven de color azul, probablemente seas de subtono frío.

El color rosa será el aliado de estas pieles, desde el más claro hasta los más potentes, pasando por los fucsias e incluso los morados.

En el caso de tonalidades rojas, será mejor elegir un rojo con una subtonalidad azul antes que uno que se acerque más al naranja.

Subtonos cálidos

Los matices que caracterizan a los subtonos cálidos son los amarillos, dorados y oliva. Para saber si este es tu subtono también nos guiaremos por las venas de las muñecas, sólo que en este caso en vez de azules, parecerán verdes.

A este tipo de piel también le favorece más la joyería dorada y se broncean con facilidad.

En cuanto a los colores que más les favorecen, serán aquellos con tonalidad cálida, como los naranjas, los rojos anaranjados, y los marrones. 

Subtono neutro

Los subtonos neutrales son una mezcla de los dos anteriores, y se caracterizan por tener un matiz entre rosa y amarillo. Las venas serán en parte verdes y en parte moradas o azules. 

Tanto la joyería de color dorada como plateada les favorece de igual manera.

Estas pieles se complementan con la mayoría de colores, por lo que se ven favorecidas por cualquier tonalidad de pintalabios, desde los más claros a los más oscuros.

Y tú, ¿qué subtono de piel tienes?

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...