in

En Finlandia, el país con mejor sistema educativo de Europa, los niños no leen hasta los 7 años

Los niños finlandeses actuales serán algunos de los profesionales mejor preparados del mañana. Y no lo digo yo, sino el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o Informe PISA, llevado a cabo por la OECD, que se encarga de la realización de pruebas estandarizadas a estudiantes de 15 años de todo el mundo.

El caso es que Finlandia siempre termina siendo uno de los países con las mejores puntuaciones, la mejor a nivel europeo y de las primeras del mundo, así que no hemos podido evitar sentir curiosidad por ver dónde reside su clave. Para que os hagáis una idea, en un país donde la educación es obligatoria a partir de los 7 años, apenas el 8% de los alumnos no terminan los estudios obligatorios, mientras que en España uno de cada tres jóvenes los abandona antes de acabar secundaria.

Se trata de un sistema que asienta sus bases desde el jardín de infancia, y que luego se verá reflejado en el resto de sus estudios, según cuenta Tim Walker en un reportaje para The Atlantic , un profesor y escritor estadounidense con sede en Finlandia, quien asiduamente escribe sobre la educación que se imparte actualmente en el país nórdico, y más concretamente en la etapa del jardín de infancia.

A través del reportaje veremos dónde residen las claves, que convierten al sistema finlandés en uno de los mejores sistemas educativos del mundo:

Walker asegura que “si los niños juegan, están concentrados. Si están concentrados, aprenden”

sistema_educativo_finlandes_1
Antes de comenzar la educación primaria, los más pequeños dedican la mayor parte del tiempo a jugar. De hecho, no aprenden a leer hasta los 7 años y les enseñan a teclear antes que escribir

“Todas aquellas cosas que aprendes sin diversión se olvidan rápido”

sistema_educativo_finlandes_2
Walker asegura que se trata de uno de los principios fundamentales de la enseñanza en Finlandia. Resulta increíblemente raro verles sentados en sus pupitres haciendo ejercicios de caligrafía o similares. Sin saberlo, los niños aprenden matemáticas, geometría, lengua y actitudes de interacción social a través de una gran variedad de juegos.

Cada día de la semana está dedicado a una actividad central, pero no hay horarios diarios, sino semanales

sistema_educativo_finlandes_3

Podríamos decir que las actividades se dividen en dos: aquellas en las que los niños hacen lo que quieren con los juegos que tienen disponibles y en las que son guiados por los profesores, que en muchos casos también implican juegos

sistema_educativo_finlandes_4

Los educadores no son maestros en nada, excepto en el arte de jugar, o sea, de educar. En el currículum oficial de un educador finlandés, este es un requisito de primer orden

sistema_educativo_finlandes_5
Para ser maestro se necesita una calificación altísima en sus promedios de bachillerato y se requiere además una gran dosis de sensibilidad social.

Los educadores no tienen por qué cumplir objetivos de alfabetización de los niños de forma obligatoria

sistema_educativo_finlandes_6











Solo lo harán si estos lo creen oportuno. Regularmente se reúnen con los padres para comentar el desarrollo educativo del niño en cuestión.

Los niños adquieren una alfabetización de manera natural

sistema_educativo_finlandes_7
De hecho, los profesores no enseñan a leer a los niños obligándoles a leer sílaba tras sílaba, sino que los propios pequeños empiezan por mirar los dibujos y luego, por su propia iniciativa -motivada por la curiosidad-, aprenden a leer.

Sin lugar a dudas, muchos países deberían tomar nota de muchas de estas premisas, y no solo en cuanto a la educación infantil, sino también en el resto. Tan solo basta con echar un vistazo a sus escuelas, para ver que el resto de estudios es igual, o incluso más metódico.

Fuente: playgroundmag, theatlantic, huffingtonpost

What do you think?

0 points
Upvote Downvote