in

Encuentra un ratón en la cama y se convierte en una historia vergonzosamente divertida

La madre de dos hijos y blogger en internet, Laura Mazza, ha compartido una divertidísima historia en su página de Facebook Mum on the Run. En ella, Laura cuenta cómo encontró un ratón en la cama de sus hijos, el miedo que pasó y el ridículo que sintió cuando logró resolver la situación.

Facebook / Mum on the Run

No te pierdas esta simpática confesión, que ya ha sido compartida más de 200.000 veces.

Un ratón

“Está bien, he estado decidiendo si publicar esta historia o no, porque estoy convencida de que la gente va a pensar no estoy cualificada para vivir como una persona adulta, quizá tengan razón….

Facebook / Mum on the Run

Hoy vi un ratón en la habitación de mi hijo.

Un ratón.

Stuard Little ha decidido venir a casa y establecer un campamento junto a mis hijos. 

Lo vi y se me congeló el corazón. Esa sensación que te impide respirar y hace que el aire escape de tus pulmones. 

Estaba tratando de encontrar mi pulso cuando mi hija decidió ir a por su botín y yo tuve que gritar ¡Noooooooo! Pero no uno cualquiera, el mayor NO que jamás haya gritado en mi vida. Así que la he cogido, hemos salido por la puerta y dejado a Jerry (el ratón de Tom y Jerry) con sus cosas.

He llamado a mi marido porque hay un ratón en casa, y con estas cosas no se puede pensar de forma racional. 

Él ha descolgado el teléfono y yo solo he podido decir “Ratón”, porque estaba realmente aterrorizada. No un ratón Mickey, sino uno más pequeño que Ratatouille que no hace sopa deliciosa, sino que va a esparcir bolitas de caca en todas partes, en los oídos de nuestros hijos, en la boca, ¡¡¡en mi boca!!!

¿eh? -dice

Ratón en casa -prosigo asustada

Gato en sombrero – responde

No, ¡hay un ratón en la cama de Luca! Tienes que venir corriendo a casa y llevarlo fuera.

¡Oh cariño!, solo sácalo fuera o mátalo. 

¿Matarlo?

Obviamente mi marido no ha visto la película Brujas y como convierten al chef en un ratón….

Hay niños en casa, tus hijos, así que tienes que venir. Yo no puedo. 

Se ríe, cree que estoy bromeando. Pero no tengo cara de bromear, tengo cara de miedo porque temo que el ratón llame a más amigos y monten una orgía en la habitación de mis hijos. 

Estoy hablando en serio, hay un ratón en casa y me estoy volviendo loca. 

¿Dónde está?

En la habitación de Luca

No sé, voy a abrir la puerta 

Abro la puerta lentamente, centímetro a centímetro a velocidad de caracol, tan lento que escucho a mi marido preguntar si sigo en línea…

Está ahí, en el mismo lugar. Debe de estar muerto. Tengo un ratón muerto en casa. -digo mientras cierro la puerta y empiezo a lloriquear un poco.

Nena, coge un poco de papel y tíralo a la basura. Tengo que ir a una reunión. 

Facebook / Mum on the Run

Colgamos. Estoy sola en esto y debo ser valiente…. así que tomo un trago de whisky y me digo delante del espejo: “Vale Laura, hoy es el día en que vences uno de los mayores miedos de tu vida y tiras un ratón muerto de tu casa”.

Me lo repito hasta 10 veces y me abofeteo para ponerme por fin en marcha. Cojo mucho papel de cocina, abro la puerta, me acerco a la cama y… me doy cuenta de que no es un ratón…

No, no es un ratón en absoluto…

Facebook / Mun on the Run

Es un pequeño leopardo…

Un pequeño leopardo de juguete.

Facebook / Mum on the Run

Me río histérica, hago fotos y juro que jamás dije nada de esto a nadie.

Cuatro horas después, cundo mi marido llegó a casa y me preguntó por el ratón le dije: “Bien, manejé esta situación de mierda como una valiente…”

Mejor reírse de uno mismo

Sin embargo, Laura no pudo resistirse a contar la verdad y reírse de sí misma. Su historia ha tenido un gran éxito en Facebook, donde muchos internautas han decidido compartir también sus momentos más ridículos y divertidos. 

Y tú, ¿has vivido algún suceso parecido?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote