in

Encuentra un huevo de estornino roto y graba cada día hasta que el polluelo se hace adulto

Hay días que marcan un antes y un después en tu vida. De pronto ocurre algo que le da un giro a tu rutina, a tu perspectiva y a tus prioridades, y sin saber muy bien de dónde ha venido, tienes que aceptarlo.

Cuando Susan Hickman encontró un huevo de estornino roto, no sabía que ese era uno de esos días. Dentro encontró un polluelo al que llamó Klinger, un animalillo desvalido que se convertiría en el centro de su vida durante mucho tiempo.

Como no encontró el nido del que había caído el huevo, Susan decidió que debía intentar sacar adelante al polluelo. Pese a las pocas probabilidades de que sobreviviese y con ningún conocimiento previo sobre la cría de aves, la mujer fue capaz de criar al pájaro con el único objetivo de liberarlo cuando estuviese preparado.

Por suerte para nosotros, Susan grabó cada día junto a Klinger y editó un vídeo con esta bonita historia de dedicación y amor por los animales. Sin duda, un documento inspirador y muy útil para quienes se vean en una situación parecida. Disfruta del vídeo.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote