in

¿Es posible pillar a un mentiroso por su mirada? Esto es lo que dice la ciencia

A veces una simple mirada basta para decir un sin fin de cosas, pero ¿es cierto que se puede identificar una mentira a través de los ojos de alguien? La creencia popular dice que sí, y que si el emisor mira de una determinada manera en el momento de hablar, el receptor puede percibir si está o no diciendo la verdad

Bien, resulta que esto es un falso mito que desgranaremos gracias a un estudio llevado a cabo en 2012 por investigadores de la Universidad de Edimburgo. Sus experimentos les llevaron a concluir que no existe relación alguna entre los movimientos oculares y la veracidad de un sujeto. 

Caroline Watt, científica de la Universidad de Edimburgo, explica: 

“Muchos creen que ciertos movimientos oculares indican que alguien está mintiendo, pero nuestra investigación concluye que ya es hora de abandonar esta manera de detectar el engaño”.

La investigación, publicada a través de la revista PLoS ONE, partía de una teoría de programación neurolingüística que dice que cuando una persona miente, su mirada se dirige hacia arriba y a la derecha, y que cuando se está diciendo la verdad, los ojos miran hacia la izquierda.

Para demostrar su teoría sometieron a algunos voluntarios a varios experimentos. Durante el primero, se grabaron y analizaron los movimientos oculares de personas que estaban mintiendo y diciendo la verdad, pero no se encontraron diferencias entre ellas.

Para el segundo experimento, la mitad de los voluntarios fueron informados sobre las teorías del movimiento ocular, mientras que la otra parte permaneció en la ignorancia. Acto seguido se mostró a todos las grabaciones del primer experimento y se les pidió que dijeran quiénes estaban o no mintiendo. Al final determinaron que ambos grupos habían mostrado la misma habilidad para detectar la mentira, con una probabilidad de acierto cercana al 50%.

El último experimento fue llevado a cabo durante una rueda de prensa, en al que los investigadores, siguiendo la teoría neurolingüística, analizaron los movimientos oculares de varios de los presentes, llegando a la misma conclusión que en los dos casos anteriores: no encontraron diferencias entre los que mentían y los que decían la verdad.

Señales a tener en cuenta para desenmascarar a un mentiroso

Así pues, el movimiento de los ojos no es el indicador más idóneo para detectar una mentira. Sin embargo, puede que sea de gran ayuda fijarse en la dilatación de las pupilas, pues un cambio en ellas puede indicar miedo, deseo e incluso una mentira.

Otra de las señales que podrían ayudarnos a identificar una mentira es cuando alguien mantiene demasiado tiempo la mirada. Existe la creencia de que cuando alguien miente no es capaz de aguantar la mirada a la otra persona. Sin embargo, todo buen mentiroso que se precie la mantendrá adrede para intentar convencernos de lo que nos está contando. No obstante, en una conversación corriente los ojos se entrecruzan, se bajan o se desvían, pero cuando la mirada se mantiene fija durante demasiado tiempo, hay grandes posibilidades de que la persona esté intentando convencernos de algo, que puede o no ser una mentira. 

Por tanto, no podemos asumir que la mirada sea un indicador infalible para detectar la mentira. El movimiento ocular no es más que otro factor que se debe analizarse dentro de un conjunto mucho más amplio de señales, tales como la personalidad del individuo, el contexto y las circunstancias de la conversación, etc. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote