España se está convirtiendo en el epicentro de la ganadería intensiva en Europa, después de que muchas granjas del norte de Europa estén cerrando sus puertas ante el alarmante impacto medioambiental que ello conlleva. 

Las enormes cantidades de purines -excrementos y orina- de los animales hacinados en este tipo de granjas contaminan el aire y, en especial, los acuíferos. De hecho, hay regiones donde los niveles comienzan a ser más que alarmantes, pues superan los umbrales de salubridad de agua fijados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por ello, muchas granjas del norte de Europa están cerrando sus puertas, sin que esto haya repercutido en la oferta de estos productos en sus supermercados. Les abastecemos nosotros. De hecho, España es el primer productor de cerdos de la Unión Europea, con 28 millones de animales cada año.

Desde el partido animalista PACMA, advierten: 

Nuestro país se ha convertido en la capital europea de la ganadería intensiva y, en consecuencia, en el estercolero de Europa. En lugar de aportar soluciones a nuestra economía con políticas verdes que aprovechen todo el potencial de sol y viento que tenemos en nuestro país, el Gobierno está permitiendo la entrada de macroproyectos ganaderos que contaminan nuestros acuíferos y el aire que respiramos. Nos hemos convertido en el almacén de purín más grande de Europa”, manifestaba la portavoz Laura Duarte.

Un problema en expansión por toda nuestra geografía

Cataluña se encuentra a la cabeza de provincias de producción y exportación de carne a los países europeos. Un problema medioambiental que ya se está viendo reflejado en la Comarca de Osona, que acoge un millón de cerdos hacinados en estas granjas, donde la mitad de las fuentes de agua superan el umbral establecido por la OMS para declararla no potable.

En Cuenca, por ejemplo, tenemos a una de las mayores productoras cárnicas de España, Frivall, una de las empresas que pertenece al Grupo Vall Companys. Pero no es el único sitio de la provincia dedicado a este sector. Incarlopsa, líder en este sector y distribuidor de carne de Mercadona desde 2002, planteó poner entre 1 y 1,5 millones de cerdos en Tarancón (Cuenca), recibiendo una financiación de 3 millones de euros por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha. Pero no quedándose ahí, la empresa volvió a solicitar ayudas, a las que García-Page no se negó, dando 127.000 euros a cada macrogranja para impulsar la economía del sector, sin reparar en las más que evidentes consecuencias medioambientales. 

Pero, además, según fuentes de PACMA:

  • En Noviercas, Soria, continúa la polémica por la instalación de una macrogranja para 20.000 vacas; 
  • Desde Zamora se ha solicitado a Bruselas la catalogación de provincia ‘indemne’ a la brucelosis para poder acoger todo tipo de proyectos relacionados con la ganadería intensiva.
  • En Puebla Nueva, provincia de Toledo, existe ya una macrogranja que supera en un 165% el tamaño de una explotación media y que alberga a 3.000 cerdos. 
  • En Pozoblanco, Córdoba, se espera luz verde para un centro de tipificación de corderos que prevé albergar a 10.000 corderos en seis naves.

Como veis, y esto solo es un pequeño extracto, hay un gran número de municipios dispuestos a dar cabida a este tipo de negocios que, sin duda, provocarán daños irreparables a nuestro medio ambiente. ¿Tú qué opinas?

Publicado en Verde
Fuentes consultadas:
http://www.eldiario.es/clm/palabras-clave/Garcia-Page-patriotismo-local-informes-lee_6_688441156.html
https://pacma.es/pacma-advierte-espana-se-esta-convirtiendo-en-el-estercolero-de-europa/