Espera a ver qué es lo que ocurre cuando se abra la reja que los mantiene separados…

Publicado 27 marzo, 2017 por Alberto Díaz - Pinto
PUBLICIDAD

La gran mayoría de los perros se toman muy en serio la tarea de proteger su casa y a los miembros de su “manada”. O al menos lo intentan, ¿verdad?

Comprobado está que muchas veces, cuando vamos paseando por la calle y pasamos junto a la verja de una casa, un perro “feroz” nos asusta por sus repentinos ladridos. Un sonido que traducimos automáticamente en nuestra mente como: “¡eh tú, largo de aquí!”. 

Seguro que todos conocéis el dicho popular que reza así: “perro ladrador, poco mordedor”. Bien, en el vídeo de hoy veréis una prueba literal de este refrán, regalándonos una escena francamente tierna y divertida.

Un grupo de perros, separados por una verja, no dejan de profesarse ladridos. Tales son su malas pulgas, que si la verja no estuviera probablemente pensarías que van a despedazarse los unos a los otros. 

Sin embargo, no siempre hay que fiarse de las apariencias…

PUBLICIDAD


PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso
.