in

Esta chimpancé con 59 años no quería comer, hasta que reconoció a su antiguo cuidador

El zoológico de Royal Burgers en Holanda se dedica a acoger animales que han sido expulsados de su hábitat natural por uno y otro motivo. En este zoo se encuentra una colonia de chimpancés que era investigada para conocer más cosas sobre el comportamiento de estos animales.

La matriarca del grupo era una hembra de 59 años llamada Mama. En 2016, debido a su avanzada edad, Mama se encontraba en los últimos momentos de su vida. No quería comer ni moverse, pero su antiguo cuidador y amigo el Profesor Jan Van Hooff vino a visitarla.

 Lo que sucedió va a hacer que derrames más de una lágrima, así que antes de seguir leyendo, te recomendamos que vayas a por una buena provisión de pañuelos.

Esta es Mama en 2016. Debido a su avanzada edad (59 años) se encontraba en la recta final de su vida

Rechazaba la comida y apenas se podía mover

Al enterarse de esto, su viejo amigo, el profesor Jan Van Hooff viajó para visitar a Mama y darle su último adiós

Mama no tardó en reconocer su voz. No obstante se conocen desde 1972 y compartían un vínculo muy especial

Su reacción de cariño es sobrecogedora. Aún estando enferma y débil, no duda en gastar sus últimas energías en mostrarle alegría a su amigo Jan

Tristemente Mama murió a la semana siguiente. Su ciclo de la vida había concluido pero no dudamos de que tuvo una existencia feliz hasta el último momento. Esto es tan solo una prueba más de que los animales, muy a menudo, son más humanos que los propios humanos.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote