in

La ingeniosa actuación de una madre que salvó a su familia del incendio de la Torre Grenfell

Ha pasado una semana desde que la torre de apartamentos Grenfell ardiera en Londres y la cifra de fallecidos asciende ya a 79. Lamentable, la cifra de desaparecidos nos hacen presagiar que se superarán las 100 víctimas mortales. 

Toca ahora depurar responsabilidades y revisar los protocolos de emergencia para que no vuelva a repetirse. Según las investigaciones, la rápida propagación del fuego a través de la fachada del edificio y la gran confusión reinante entre los servicios de emergencia pudieron ser claves.

Un dato que coincide con el relato de Natasha Elcock, de 39 años, residente en la planta número 11 del la fatídica torre 

Tras percatarse del fuego, Natasha llamó a los servicios de emergencia que le indicaron que debía permanecer en su apartamento a la espera de los bomberos junto a su hija de 6 años y su novio.

Las llamas avanzaban de forma implacable y la temperatura del apartamento se hacia insoportable

“La temperatura subía y no sabíamos que hacer”, explica Natasha en Dailymail.co 

Llamó más de 100 veces y fue transferida a diversos servicios de emergencias pero nadie supo decirles si iban a ser rescatados

Tras 90 minutos de encierro, recibieron una llamada de los servicios de emergencia ordenándoles salir de casa.

“Tratamos de abrir la puerta, pero estaba demasiado caliente. Temía por mi niña, la mojé y fuimos a la habitación más fría: el baño”.

“Dejé que el baño se inundara, mojé paredes y el suelo. No paramos de mojarlo todo y puede que eso nos salvara la vida”.

El tiempo pasaba y cada vez se hacia más difícil respirar, pero entonces fueron rescatados.

“La puerta estaba muy caliente y la pintura de las paredes burbujeaba. Los muros se agrietaban y estábamos aterrorizados. Entonces oímos voces y llegaron los bomberos”.

Según los datos recogidos, nadie de los tres pisos superiores a Natasha logró sobrevivir. Su casa fue calcinada y el baño completamente destruido por las llamas

Fue una suerte que fueran rescatados a tiempo, ya que, a pesar de que inundar el baño les permitió ganar algo de tiempo, las temperaturas fueron tan altas que las cañerías se deshicieron y el suministro de agua se cortó. Otras personas no tuvieron tanta suerte, esperemos que pronto se esclarezcan todos los detalles de este caso y se tomen las medidas pertinentes para que nunca vuelven a repetirse.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote