A pesar de ser una bebida popular entre las personas, casi nadie tiene en cuenta sus sustanciales efectos secundarios en el organismo.

Fue el Doctor West Corner quien se ha dedicado a estudiar los efectos secundarios de la Coca-Cola en el organismo.

Primeros 10 minutos:

Luego de beber Coca-Cola, tu cuerpo es saturado de azúcar, para ser precisos una dosis de 10 cucharadas por cada 300 ml, la razón por la que no notamos semejante dulzor es por los fosfatos usados para esconder el sabor.

Después de 20 minutos:

Tus niveles de glucosa son anormales ala insulina es secretada inmediatamente.

Tu hígado comienza a procesar esa azúcar y la transforma en grasa.

Después de 40 minutos: La cafeína que contiene la Coca-Cola, ya ha sido absorbida por el organismo y el hígado lanza el azúcar a tu torrente sanguíneo, no te sientes, nervioso o hiperactivo debido a que los receptores de adenosina de tu cerebro están bloqueados por la cafeína.

Después de 45 minutos:

Tu cuerpo segrega dopamina y estimula el área dedicada al placer en tu cerebro. Esta es la misma forma en la que actúan drogas tan peligrosas como la heroína.

A los 60 minutos:

El ácido fosfórico interactúa con el magnesio, el zinc y el calcio en el tracto intestinal, acelerando tu metabolismo y aumenta los niveles de calcio en la orina.

Mas de una hora después:

Ahora las propiedades diuréticas de la cafeína se hacen notar y sientes deseos de orina, el calcio, zinc y magnesio que son esenciales para tus huesos, son desechados atreves de la orina así como también son eliminados sodio y electrolitos.

Además:

Las posibilidades de contraer diabetes se incrementan hasta un 200% consumiendo Coca-Cola diariamente, durante un tiempo prolongado.

(Las mayoría de las personas no es consciente de lo que las bebidas gaseosas son capas de hacer en nuestro cuerpo, por esta razón es importante que la mayor cantidad de personas tengan conocimiento de esta información). 

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
https://alimentaycura.com/2017/08/25/coca-cola-acaba-tus-huesos-y-casi-todo-el-mundo-lo-toma-aunque-sea-una-vez-al-dia/