in

Estimulación temprana: Qué es, cómo funciona y técnicas

Huffington Post

Los bebés nacen con una serie de instintos (el de succión, el de caminar, el de agarrar cosas con la mano, etc.) que son innatos, pero hay otras habilidades que tendrán que ir aprendiendo. Para ello, es mejor ayudarles a desarrollar dichas habilidades mediante la estimulación temprana.

¿Qué es la estimulación temprana?

La estimulación temprana es el conjunto de medios, técnicas y actividades basadas en la ciencia que ayudan al bebé a desarrollar todo su potencial al máximo. Si los padres aplican estas técnicas de forma sistemática y secuencial durante el proceso de maduración del bebé, su hijo se estará desarrollando al máximo de la forma más apropiada y divertida.

Se puede aplicar desde el nacimiento hasta los 6 años. Durante esta etapa, las células cerebrales de los niños se están formando más rápido y absorven todo el conocimiento posible. Esto se debe a la plasticidad cerebral. La plasticidad cerebral es la capacidad del cerebro para adaptarse a los cambios y aprender cosas nuevas. En esta etapa es cuando el cerebro está utilizando todo su potencial, por ello es bueno estimularlo adecuadamente.

El objetivo de la estimulación temprana es optimizar las capacidades cognitivas, físicas, emocionales y sociales. Con esto se podrán evitar estados no deseados en el desarrollo y ayudar a los padres de manera eficaz y autónoma en el cuidado y desarrollo del bebé.

Estas técnicas pueden usarse en cualquier niño, tanto si están sanos como si tienen algún tipo de discapacidad. La estimulación temprana no es una terapia en sí, aunque también puede ayudar a niños con retraso en el desarrollo a que aprendan ciertas habilidades con mayor rapidez, que es a lo que se llama atención temprana.

Sin embargo, la estimulación temprana sólo sirve para ayudar a que desarrollen su potencial innato, no para acelerarlo ni incrementarlo. Si esperas que tu hijo se convierta en un niño superdotado, no vas a conseguirlo mediante estas técnicas.

actividades para animar una fiesta

¿Cómo funciona la estimulación temprana?

Cada etapa del bebé necesita distintos estímulos para desarrollar sus habilidades. Por ello, a cada etapa del desarrollo le corresponden ciertas habilidades (gatear, caminar, hablar, etc.) que necesitan ir adquiriendo para pasar a la siguiente etapa.

Hay que tener en cuenta que cada niño es un mundo. Aunque haya unos estadios en el desarrollo, no todos se desarrollan al mismo ritmo ni de la misma manera. Entender esto es crucial para favorecer su desarrollo óptimo, pues no podemos forzarlos a hacer algo para lo que aún no están preparados. Por ello debemos no comparar a nuestro hijo con los demás (ni con las tablas de crecimiento, sólo tienen valor estadístico). Al compararlo le estamos presionando y juzgando, y eso hará que se sienta peor consigo mismo y no utilice todo su potencial.

Aomo se ha dicho antes, el objetivo de la estimulación temprana no es acelerar el desarrollo, obligando al niño a alcanzar metas para las que no está preparado para cumplir, sino reconocer y alentar el potencial de cada niño individual y presentar desafíos y actividades apropiadas para fortalecer su autoestima, iniciativa y aprendizaje.

Durante los primeros años de vida del niño se va formando la base de lo que será de mayor. Esta etapa tiene una importancia vital pues el desarrollo de su cerebro infantil determinará en gran medida el de adulto. Entonces, ¿cómo aprovechar estos momentos?

Factores importantes de la estimulación temprana

Plasticidad cerebral

Un estudio de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) ha descubierto que las neuronas de los niños pequeños aumentan rápidamente, tanto en número como en especialización. Pueden llegar a formarse hasta mil conexiones por segundo.

El desarrollo de nuestro cerebro, la percepción sensorial y las habilidades motoras ocurren de manera sincronizada. La profesora que se hizo cargo de la investigación, Audrey van der Meer, dice que incluso los bebés más pequeños deben ser desafiados y estimulados desde el nacimiento.

Además, las sinapsis cerebrales que no se utilizan acaban desapareciendo. En la adolescencia se produce una poda sináptica en la que las conexiones neuronales más débiles son eliminadas para que las más fuertes puedan seguir desarrollándose. Esta poda da lugar a un cerebro más especializado y más “adulto”.

Los cerebros de los niños son muy maleables y pueden adaptarse a lo que sucede a su alrededor. Si las sinapsis no se utilizan, desaparecen con el paso del tiempo y el cerebro pierde plasticidad. Según van der Meer, los niños nacidos en culturas donde la estimulación temprana se considera importante (como en Asia), se desarrollan antes que los niños occidentales.

Por ejemplo, un bebé de 4 meses es capaz de distinguir los sonidos de cualquier idioma. Sin embargo, a los 8 meses ya ha perdido esa capacidad.

El área de la lengua materna en el cerebro se activa cuando los niños hablan su lengua nativa. Si estudiamos un idioma extranjero después de los siete años, se utilizan otras áreas del cerebro cuando hablamos el idioma.

Van der Meer agrega que es importante que los niños aprendan idiomas interactuando con personas reales. La investigación muestra que los niños no aprenden el lenguaje al ver a alguien hablar en una pantalla, tiene que ser gente real que los exponga al lenguaje.

¿Cómo ejercitar el cerebro de los niños?

La estimulación temprana es una forma de mejorar el desarrollo motor, cognitivo, social y emocional de nuestros hijos, pero también debe respetar el desarrollo individual y la predisposición del bebé. Es muy importante fomentar la iniciativa y la autonomía del niño a lo largo del proceso de aprendizaje. Esto le creará una fuerte autoestima hasta que se haga adulto.

Inicialmente, las actividades se centran en fortalecer el vínculo emocional y los estímulos sensoriales. Después se comienzan con actividades de motricidad gruesa, motricidad fina, concentración y lenguaje.

Los parámetros de desarrollo infantil son bastante grandes y dependen de varios factores. Conociéndolos, podremos usarlos como una guía para introducir los estímulos del bebé y las actividades apropiadas.

Sin embargo, cada niño es diferente y tiene su propio ritmo de desarrollo. Su desarrollo individual dependerá de la maduración del sistema nervioso. Por lo tanto no se debe forzar al niño a hacer ninguna actividad. La estimulación debe ser una experiencia positiva.

La única forma en que un niño está predispuesto a aprender y absorber nueva información es jugando. El juego es la mejor manera de estimular a un niño.

Ejercicios de estimulación temprana para bebés

En You are mom te proponen una serie de ejercicios según la edad que tenga el bebé. Aquí te la resumimos.

Ejercicios de estimulación temprana de 0 a 3 meses

Estos ejercicios deben ser ligeros al principio. Ayudarán al niño a ganar mayor movilidad y nuevas sensaciones.

  • Juega con cada uno de sus dedos, uno por uno.
  • Masajea sus manos y pies.
  • Coloca al bebé boca arriba, sujeta sus pies y mueve las rodillas hacia su abdomen. Repite este ejercicio 5 veces con cada pierna. A este movimiento se le llama “montar en bicicleta” y también ayuda al bebé con los cólicos del lactante.
  • Con al bebé boca arriba, muéstrale un juguete colorido a unos 30 cm. por encima de él y muévelo de un lado a otro para que mueva la cabeza.
  • A continuación, lleva la mano derecha del bebé hacia su hombro izquierdo. Repite este movimiento con la otra mano. Más tarde podrás cruzar sus brazos sobre su pecho.

Ejercicios de estimulación temprana de 3 a 9 meses

A medida que el bebé crece, los ejercicios pueden volverse un poco más complejos. Ahora se pueden hacer ejercicios boca abajo, que le ayudarán a fortalecer su cuello.

  • Coloca al bebé boca arriba y has el movimiento de montar en bicicleta.
  • Aplaude con sus manos
  • Mientras sigue boca arriba, empuja una pierna hacia su abdomen mientras estiras la otra. Repite el ejercicio con cada pierna.
  • Levanta sus brazos lentamente hasta que se quede sentado.
  • Ahora, boca abajo, coloca algunos juguetes delante de él y anímale a que los alcance. Así se estimulará el gateo.

Una curiosidad, ¿sabías que los bebés cabezones son más inteligentes?

Escrito por Raquel Fouz

Copywritter.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote