in

Esto es lo que le ocurre a tu cerebro en los últimos 30 segundos de vida

Dicen que al morir observamos toda nuestra vida pasar ante nuestros ojos, pero lo cierto es que sabemos muy poco sobre estos últimos momentos. Hasta ahora. 

Los últimos 30 segundos de vida

Shutterstock

El doctor Cameron Shaw, neurólogo en Geelong, ha realizado varios experimentos para tratar de dilucidar lo que ocurre en nuestro cerebro en el momento de la muerte. 

Según contó el doctor a la revista VICE, los últimos 30 segundos de vida pueden dividirse en tres intervalos -de 10 segundos cada uno-, en los cuales se van apagando las diversas áreas cerebrales.

“Nuestra autoestima, el sentido del humor y la capacidad de pensar en el futuro se apagan en el primer intervalo. El corazón ha dejado de latir y las neuronas están hambrientas de oxígeno y, privadas de él, empiezan a “cortocircuitar”.

Shutterstock

No se siente una verdadera experiencia extrasensorial sino que, con el área cerebral de la autoestima desactivada, no somos capaces de conectar con nuestro propio yo. Es por eso que nos sentimos como un espectador ajeno a lo que ocurre. 

“Tuve un profesor que experimentó una experiencia cercana a la muerte y decía poder verse a sí mismo. También hablaba de un mundo nunca visto en torno a él, pero lo cierto es que nada de eso ocurrió”, declara Shaw.

Shutterstock

Según Shaw, cuando morimos y la sangre deja de alimentar el cerebro, el sentido de la vista también se desactiva provocando visión de túnel. Este estrechamiento del campo de visión también se experimenta cuando perdemos la consciencia o nos desmayamos. 

Cuando el cerebro no puede ver, puede crear un mundo visual propio para continuar operando. Es por eso que podemos ver imágenes o mundos extraños al final del túnel.  

Shutterstock

Sobre ver nuestra vida pasar ante nuestros ojos, Shaw explica que se debe a lo acontecido durante el último intervalo. Tras 20 a 30 segundos sin riego sanguíneo, los recuerdos y centros de idiomas fallan hasta colapsar por completo, pudiendo revivir con gran intensidad ciertos momentos de su vida.

En cualquier caso, no se trata de un fashback como los de las películas. No empieza al nacer y acaba en la vejez, sino que salta sin orden ni concierto. También puede mezclar el pasado con la ficción o utilizar la imaginación para rellenar huecos. 

Shutterstock

Según diversos estudios, solo un pequeño núcleo de neuronas permanece activo tras 30 segundos, apagándose completamente si no logra ser reanimado antes de 3 a 5 minutos. Más allá de los 5 minutos, el daño cerebral podría ser de gran importancia y permanente. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote