in

“Enfermedad de descompresión” o las consecuencias de un buzo que ascendió demasiado rápido

El buzo peruano Alejandro Ramos Martínez jamás pensó que la actividad a la que se dedicaba le dejaría semejantes secuelas. Un error fatal que casi le cuesta la vida y que ha deformado su cuerpo completamente.

Ramos se dedicaba a la extracción de mariscos del fondo del mar, por lo que solía sumergirse constantemente. No obstante, hace casi 4 años, al ascender demasiado rápido a la superficie, su sangre produjo grandes cantidades de nitrógeno que se introdujeron en su cuerpo.

Este efecto se conoce como enfermedad de descompresión, la cual le ha costado la vida a muchos buzos, pero que, por alguna extraña razón, Ramos puede contar hoy. 

Al parecer, el nitrógeno se alojó en una especie de bolsas que se adhirieron firmemente a sus músculos. Esto propició que el cuerpo del buzo se deformase y aumentara en 30 kg su peso.

Los síntomas de la enfermedad del buzo incluyen hinchazón de las articulaciones, piel moteada, picazón, daños cerebrales, parálisis, dolores de cabeza, tos, mareos y náuseas. En ocasiones también puede ser fatal.

Por ello, se cree que el caso de Alejandro podría ser único. 

Actualmente, Ramos está siendo tratado con oxígeno puro en una cámara hiperbárica para desintoxicar su cuerpo. Según Miguel Alarcón, médico de la Unidad de Medicina Hiperbárica y Subacuática del Hospital San Juan de Dios, en Pisco, el tratamiento ha permitido a Ramos reducir hasta en 30% el volumen del nitrógeno.

Los médicos han considerado la opción de la cirugía para extraer el nitrógeno de su cuerpo, pero temen que la operación sea demasiado complicada. Por el momento, Alejandro convive con fuertes dolores, camina con dificultad y padece hipertensión grave a raíz del accidente.

Afortunadamente la enfermedad de la descompresión es cada vez más rara, gracias al uso de ordenadores con los que los buzos pueden calcular cuán rápido se puede ascender a la superficie.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote