in

Estudiante de Harvard, harta de que su familia le diga que se tiene que casar, decide hacerlo consigo misma

Hasta hace poco, para aquellos quienes recién ingresábamos en la adultez, el matrimonio era uno de esos objetivos que la familia entera se moría por vernos por cumplir. Hoy en día esta idea está siendo abandonada por muchos y por múltiples razones. Aún así, algunos padres continúan creyendo que su felicidad está en acompañar a sus hijos al altar.

matrimonio, individual

Por eso, la historia de hoy se trata de alguien que quiso hacer las cosas a su manera para dejarle en claro a sus padres cuál era su idea de felicidad y que, además, iba a hacer lo que fuera necesario para alcanzarla.

Lulu Jemimah es una mujer de mediana edad estudiante de maestría en Oxford quien reciéntemente se ha convertido en noticia mundial por ir al altar vestida de novia para casarse consigo misma.

boda

Si, Lulu se ha convertido en su propia esposa, pero, ¿qué sentido tiene casarse con uno mismo?

Puede que sea un poco difícil entender porque razón uno haría tal cosa, pero para esta mujer de ascendencia ugandesa tiene mucho sentido y este ha sido un paso que la ha acercado un poco más hacia su ideal de vida. 

Tengo una enorme pasión por la vida y siempre he estado comprometida con todas mis metas para convertirme próximamente en maestra.

“Aún así todo lo que mi familia quería preguntarme cada vez que nos veíamos era acerca de cuándo planeaba casarme, lo cual es muy importante en Uganda, como también lo es tener hijos y formar una familia“.

matrimonio

“Mi padre escribió mi discurso de boda cuando cumplí 16 años. Además, en cada cumpleaños, mi madre rezaba por mí y en los últimos años incluyó una petición para que yo consiguiera un buen marido.

“Pero yo simplemente no quería pensar en caminar hacia el altar. No era algo que me quitara el sueño”.

Esas son las declaraciones de Lulu, una exitosa mujer dedicada al periodismo y a la consultoría quien ha trabajado en la Organización Internacional para la Migración.

Esta mujer, luego de graduarse en Australia, decidió hacer su maestría en la Universidad de Oxford en el Reino Unido. Estando allí, Lulu planeo visitar a sus padres para celebrar su cumpleaños, pero era tal el deseo de estos por verla casada que su mejor amiga le sugirió celebrar de otra manera, apareciendo ante ellos con un vestido de novia.

novia

La presión matrimonial que sentía Lulu logró que la idea le pareciera genial, pero ella pensó que era aún más genial casarse consigo misma. A partir de ese momento sus amigos empezaron a ayudarle con las invitaciones, el vestido, el maquillaje y los demás pormenores de la boda.

Tan pronto Lulu hizo llegar las invitaciones, toda su familia la contacto preguntando por quién iba a ser el novio. Ella solamente les dijo que era una sorpresa, porque estaba decidida a llegar al altar para hacer lo que ella sentía era lo correcto.

Llegado el gran día, la familia y los amigos de Lulu se encontraban en la iglesia esperándola a ella y al novio. Pero cuando Lulú se acercó al altar sola la duda se apoderó del lugar. En ese momento ella tomó un micrófono para explicarles a todos porque no había novio en su matrimonio.

Finalmente, cuando Lulu expuso sus motivos, todos sus amigos la apoyaron, algunos familiares reflejaron un sinsabor, su madre se sintió un poco herida y su padre se quedó sin palabras.

feliz

“El matrimonio es una expresión de amor y compromiso, sin embargo, para muchas personas en Uganda, todavía se considera la única forma de garantizar la seguridad financiera de una mujer“. Agrega Lulu.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote