Un estudio determina que el pequeño de la familia es el más divertido

Publicado 1 marzo, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
hermanos
PUBLICIDAD

Como padres, es muy importante conocer a nuestros hijos. Incluso más importante que el orden en el que nacen, se trata de crear un ambiente que sea positivo, seguro, saludable y estimulante para todos ellos.

Después de ver que el orden de nacimiento de nuestros hijos afectará a la personalidad de los hermanos, la ciencia también confirmó que el segundo hijo suele ser más travieso que el primero. Y no quedándose ahí, existe un estudio que demuestra que este segundo hermano, además de travieso, es más divertido que el primero.

La investigación, llevada a cabo por la empresa de estadística internacional YouGov, revela cómo las diferencias en el carácter, a menudo especuladas entre el primer y el último hijo de una familia, tienen alguna base. A grosso modo podemos decir que el [email protected] mayor siente un mayor peso de responsabilidad, mientras que el segundo siente un mayor nivel de respiro.

Un estudio respaldado por datos

Separando a los primeros y últimos hermanos en familias británicas con más de un hijo (86% de la población), surge una clara división en los rasgos de personalidad. La diferencia más significativa es sentir la carga de la responsabilidad: la mayoría (54%) de los primeros nacidos dicen que son más responsables que sus hermanos, en comparación con el 31% de los últimos.

Los hermanos más pequeños, por otro lado, son más propensos a decir que son más divertidos (46% en comparación con el 36% de los hermanos mayores), más tranquilos y relajados.

Hasta cierto punto, la edad misma, en lugar de la dinámica familiar, puede ser responsable de las diferentes características. Los niños mayores, que han tenido más tiempo para seguir adelante en la vida, tienen más probabilidades de decir que tienen más éxito que sus hermanos.

Pero indudablemente hay fuerzas familiares en el trabajo: la atención de los padres pronto se traslada a los recién llegados, y los primeros nacidos pueden tener que aprender ellos mismos. Como evidencia, es más probable que los hermanos mayores se sientan más organizados y puedan priorizar sus propias vidas. Del mismo modo, los hermanos menores tienen más probabilidades de sentirse más favorecidos por sus padres.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.