in

Experimento revela que convertirse en una falsa estrella de Instagram es tremendamente fácil 

Los influencers de Instagram son ahora una industria que mueve unos mil millones de dólares gracias a la publicidad que ofrecen en sus perfiles. Sin embargo, puede que este rápido crecimiento esté a punto de quedar en entredicho, gracias a un experimento que demuestra que muchas cuentas importantes podrían ser falsas.

Para demostrar lo fácil que es falsear un perfil y lograr convertirse en alguien influyente en Instagram…

…la agencia de publicidad MediaKix ha realizado un pequeño experimento

Primero, crearon dos cuentas falsas para las que generaron un montón de contenido, gracias a varios bancos de imágenes gratuitos y una sesión de un día con una modelo


La agencia creó dos cuentas femeninas ficticias: Alexa Rae (calibeachgirl310) centrada en estilo de vida y moda, y Amanda Smith (wanderingggirl) sobre viajes y aventura.

Para la primera cuenta, Mediakix contrató una modelo y generó todo el contenido del canal a través de una sesión de fotos de un día. Para la segunda, la empresa fue aún más lejos, ya que todo el contenido estaba compuesto de fotos libres de derechos sobre lugares aleatorios y mujeres de pelo rubio posando siempre de espaldas a la cámara.

“Después, iniciamos la compra de seguidores. Solo 1.000 al día, ya que no queríamos llamar la atención de Instagram y que ésta eliminara la cuenta”.

“En poco tiempo pudimos comprar 15.000 seguidores por día sin ningún tipo de problema” 

Pensarás que este truco puede suponer un desembolso de capital desorbitado, pero comprar 1.000 seguidores cuesta entre 3 y 5 dólares










“Con unos cuantos seguidores acumulados, fue el turno de comprar ‘me gustas’ y comentarios”

Mediamatix pagó uno 12 centavos por comentario y entre 4 y 9 dólares por 1.000 Likes

Nada más alcanzar los 10.000 seguidores, la empresa pudo entablar conversaciones en busca de patrocinio

No tardó en cerrar cuatro acuerdos de marca -dos para cada cuenta- con diversas empresas de moda, comida y bebidas alcohólicas que ofrecían una compensación económica, en especie o ambas por su colaboración 

Mediakix gastó un poco menos de 1.000 dólares en crear y posicionar estas dos cuentas que hoy crecen solas. En este momento, continúan activas y publicando, remarcando que son falsas.

El perfil incluye también un enlace que nos redirecciona a Mediakix, donde explican todos los detalles del experimento. Y es que han demostrado que cualquiera con 300 dólares podría convertirse en una persona relevante en Instagram.

Esto abre la puerta a varias reflexiones: ¿Son reales nuestras celebridades de internet?, ¿cuánto de lo que vemos es cierto?, ¿hay empresas dedicadas a falsear perfiles y estafar a las marcas por publicidad? Ahí están las pruebas, ¿qué opinas tú?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote