in

Fue testigo de cómo gritaba y propinaba una bofetada a su novia. Esto fue lo que hizo después

Recientemente hemos conocido la historia de Melissa, una mujer que se topó con una escena de maltrato de género en plena calle y se comportó como una auténtica heroína. Esto fue lo que hizo: 

“Escuché a un hombre que estaba hablando cara a cara con su novia de manera muy agresiva. Ella estaba llorando y cuando vislumbré la escena fui testigo de como él le daba una bofetada. Fue solo una vez, y estuve muy tentada de no intervenir, pero enseguida me di cuenta de que la oreja de la joven estaba sangrando, así que intervine.
Le pregunté si estaba bien. El hombre me interrumpió y dijo: “Está bien”. La mujer se limitó a asentir, así que le dije que si estaba segura y que había visto la bofetada.
Él me contestó: “¿y qué?”, cuando le dije que no podía hacerle eso. Me dijo que no le conocía, que no sabía nada de su vida, y que si tanto me molestaba podía o bien luchar contra él o meterme en mis propios asuntos. Traté de hacer que la gente que había por allí me apoyara, pero no me decían mucho más allá de “oh, eso no está bien”, antes de alejarse.
Soy una chica de 16 años de 1,58 metros de altura y, aunque estoy bastante fuerte, yo no iba a luchar contra él. En ese momento él comenzó a reírse mientras me preguntaba: “¿y qué vas a hacer, llamar a la policía?
Eso hice.
Llamé al 911 y les conté lo que había sucedido, antes de darles una descripción detallada de la pareja. Los dos se subieron a la bicicleta para alejarse de mí y la policía me preguntó qué dirección iban a tomar. En ese momento, mientras la bicicleta se aleja y cuando él no la veía, la mujer se dio la vuelta y con la boca me susurró “gracias”.
La cosa es que, sin embargo, me siento mal. Esto sucedió hace 8 horas y todavía sigo temblando un poco. Tengo esa sensación en mi pecho que me dice que hice algo mal. Racionalmente sé que hice bien. Sé que hice bien llamando a la policía, pero aún me siento culpable.
No
me había dado cuenta de que todavía vivimos en una sociedad donde la violencia doméstica es solo “cosas que pasan”. No sabía que la gente me diría que “eso no es de tu incumbencia”, cuando un tipo golpea a su novia en mitad de la calle. Pensé que ya habíamos pasado esa vergonzosa etapa de nuestra historia, cuando nos alejamos de las cosas feas para seguir viviendo felizmente inconscientes en nuestro lado soleado de la calle. Aparentemente no.
He aprendido mucho hoy. Y eso me hace mal al estómago.”

¿Crees que Melissa hizo bien en avisar a la policía? Desgraciadamente hay gente que, en estas situaciones, prefiere mirar hacia otro lado; tal y como dice la propia Melissa, en su lado soleado de la calle. 

Si se nos presentara la oportunidad, aunque espero que no, todos deberíamos frenar, como pudiéramos, estos comportamientos. ¿Estáis de acuerdo?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote