in

Gemelos de dos años escapan de la cuna para celebrar la fiesta de su vida 

Dicen que tener un hermano gemelo es lo mejor del mundo pues, desde que naces, cuentas con un amigo y compañero de juegos inseparable. Claro que lo de Andrew y Ryan es llevar la relación a otro nivel. 

Salto base, escalada, pelea con almohadas, volteretas, acrobacias y charlas de sofá… nada parece faltar en esta alocada noche de diario. Ni siquiera la visita sorpresa de mamá y papá, quienes molidos de cansancio, tratan de poner a este par de gemelos a dormir antes de que llegue el alba.

Y es que estos gemelos de dos años se pasan la noche de juerga. Sus padres no dan crédito a las hilarantes escenas que encuentran en la habitación, cada vez que el entusiasmo de los pequeños les despierta.

Cansados y  deseosos de conocer todos los detalles de estas noches de farra, colocaron una cámara de infrarrojos en el dormitorio. No podéis imaginar la frenética vida nocturna de este par de angelitos. Atentos. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote