Así es Guinsa: el templo más bonito de Corea que alberga a 10.000 monjes y ofrece comida gratis

Publicado 30 marzo, 2021 por Alberto Díaz - Pinto
guinsa-templo
PUBLICIDAD

Un templo budista es el lugar de culto para los budistas, diseñados para inspirar la paz interior y exterior. Aunque la estructura y arquitectura varían entre países y regiones, por norma general, el templo no solo se compone de edificios, sino también de un maravilloso entorno circundante. Además, suelen estar diseñados para simbolizar los 5 elementos: fuego, aire, tierra, agua y éter.

Puede que penséis que el templo budista que venimos a mostraros es uno más de tantos. Sin embargo, lo que hace que Guinsa sea tan especial y encantador es que todo reluce como el primer día. Es decir, que es relativamente nuevo, si lo comparamos con los otros templos y complejos religiosos de Corea, que solo cuentan con una o dos plantas.

Sumerjámonos en el corazón de Corea de Sur para conocer uno de los templos budistas más hermosos que existen:

Guinsa, el templo budista más hermoso de Corea de Sur

El complejo de templos de Guinsa, ubicado en las Montañas de Sobaek, cerca de Danyang, Corea del Sur, es la sede de la escuela Cheontae, dentro del Budismo Coreano. Guinsa es el centro administrativo de más de 140 sub-templos y ermitas de la secta Cheontae.

A diferencia de muchos otros templos de Corea, Guinsa es prácticamente nuevo, ya que fue fundado por el propio Sangwol Wongak en 1945. El templo original fue pasto de las llamas durante la Guerra de Corea. Sin embargo, la reconstrucción del primer edificio se completó en 1966 y el complejo, que ahora incorpora más de 50, aún continúa en expansión.

Asimismo, su arquitectura dista del resto de templos en cuanto al número de pisos de muchos de sus edificios. Esto puede deberse a la estrechez del valle en el que se encuentra y a las técnicas de construcción modernas. Sea como fuere, esto hace visitar Guinsa sea una toda una experiencia visual única.

complejo religioso en Corea

yeoyu_roi

Algunos de sus tesoros arquitectónicos más famosos son el Gran Salón del Maestro, La Puerta de los Cuatro Reyes Celestiales, El Salón de la Ley del Dharma o La Pagoda de piedra.

Hasta 10.000 monjes y comida gratis para los turistas

Hasta 10.000 monjes puede cobijar esta maravilla arquitectónica, mientras que la cocina puede servir comida para el doble cuando sea necesario. Para ello, el templo mantiene y opera un gran sistema agrícola con el que poder proporcionar gran parte de la comida a sus moradores y visitantes.

Así pues, al igual que en muchos otros templos coreanos, en Guinsa se sirven comidas vegetarianas gratuitas para todos los visitantes a ciertas horas establecidas (de 6:30 a 7:00 el desayuno; de 11:30 a 13:30, el almuerzo; a las 18:30, la cena).

Además, no importa la raza o religión de la que provengamos, ¡en Guinsa siempre hay un plato de comida caliente para todo aquel que cruce sus puertas!

Una experiencia única

Lo primero que cabe destacar de Guinsa es su hermosa ubicación. Y es que, como ya hemos mencionado, Guinsa se encuentra en una pendiente que trepa por un barranco estrecho entre dos crestas montañosas.

Después de caminar por la pendiente introductoria, de 15 a 20 minutos, se yergue la puerta principal para dar la bienvenida a los visitantes. Sin embargo, aquí es cuando notareis por primera vez que las ganas de seguir ascendiendo no se desvanecerán ni por un instante hasta haber completado el recorrido.

Incluso después de llegar a la cima, verlo todo del revés se convierte en una perspectiva emocionante, tan maravillosa como el recorrido inicial. Puede que las cuestas sean empinadas, pero también lo será la recompensa obtenida al ir ascendiendo poco a poco.

Y es que, cada paso del recorrido promete vistas nuevas y espectaculares, salpicadas por templos únicos, los cuales cuentan con grandes patios y espacios abiertos desde los que poder deleitarse aún más con las vistas.

Cómo llegar hasta el complejo de templos de Guinsa

Si os habéis sentido atraídos por Guinsa y estáis pensando en realizar un viaje hasta Corea para disfrutar en primera persona de esta experiencia, las únicas formas de llegar hasta el complejo de templos son en autobús o coche.

Las poblaciones grandes más cercanas son Danyang, a solo 30 minutos, y Jecheon, a 1 hora. Hasta allí, también llegan autobuses directos desde la estación oriental de Seúl, Dong-Seúl, aunque solo paran en Danyang.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...