¿Quién es Haben Girma? Todo sobre la primera persona sordociega en graduarse en Harvard

Publicado 9 diciembre, 2019 por Alberto Díaz - Pinto
sordo-ciega
PUBLICIDAD

Girma nació en Oakland, California, en el seno de una familia de inmigrantes etíopes y eritreos. Sordociega de nacimiento, asistió a una escuela pública en la que aprendió lenguaje de señas, inglés hablado y Braille. Para comunicarse, utiliza además un sistema diseñado por ella donde una mecanógfrafa teclea, en tiempo real, la conversación hablada en un teclado conectado por Bluetooth a un lector de Braille, para que Girma pueda responder en inglés y participar así en la conversación.

Este sistema, combinado con la ayuda de un perro guía, permitieron a Girma convertirse, allá en 2013, en la primera persona de su condición en graduarse en la Facultad de Derecho de Harvard. Desde entonces, ha trabajado como abogada defensora de los derechos de los discapacitados y llevado casos determinantes en el aumento de la inclusión de materiales online para personas invidentes. Recientemente Girma ha plasmado estas y otras experiencias vividas en sus memorias.

Una mujer de convicciones firmes que ha luchado para conseguir todo aquello que probablemente alguna vez creyó inalcanzable, convirtiéndose en un pilar de inspiración no solo para las personas que poseen alguna discapacidad, sino para todos nosotros. Pero, ¿quién es realmente Haben Girma?

Hija de inmigrantes

De acuerdo a una entrevista de la NPR en 2015, la madre de Girma abandonó Eritrea en 1983. Saba Gebreyesus caminó durante dos semanas hasta llegar a Sudán «solo por las noches para evitar a los grupos militares concentrados en aquella zona», explicaba. En una ocasión contó a sus hijos que, durante aquel tortuoso viaje, se vio forzada a dormir en lo alto de un árbol rodeado de hienas hambrientas.

Finalmente Saba se asentó en California, donde conoció al padre de Haben, otro inmigrante etíope. Nuestra protagonista nació en 1988 y asistió a la escuela pública en Oakland. «Mis padres se esforzaron mucho para asegurarse de que tuviera acceso a todo y, en consecuencia, crecí pensando que podría tener acceso a todo», contó Haben al Harvard Law Bulletin.

Abogada de sí misma en la Universidad

Cuando comenzó en la Universidad Lewis & Clark de Oregón, Haben tuvo que enfrentarse a un arduo desafío en la cafetería: los menús de cada puesto de servicio se exhibían en la pared tras el mostrador, por lo que al principio se colocaba en cualquiera de ellos y tomaba lo que le servían.

Por ello, Haben solicitó que el menú de la cafetería fuera accesible electrónicamente para así poderlo traducir al Braille, pero el gerente de la misma no estaba muy por la labor, alegando que estaba demasiado ocupado para cumplir su solicitud. «Expliqué al gerente que el Título III de la ADA (Ley de Americanos con Discapacidades) exige que las empresas realicen adaptaciones razonables para las personas con discapacidades; así pues, si la cafetería se negaba me vería obligada a demandarles«, explicó. Desde entonces, el menú empezó a llegarle a la bandeja de entrada de su correo electrónico regularmente.

Haben Girma

Facultad de Derecho de Harvard

Cuando fue aceptada en Harvard, Girma tenía claro que quería trabajar como abogada para defender los derechos de las personas con discapacidades.

Durante las clases, Girma contaba con un transliterador de voz que iba narrándole la clase, transmitiéndola desde su micrófono a sus auriculares. La amplificación de sonidos le funciona muy bien en espacios tranquilos, mientras que para entornos más ruidosos desarrolló un sistema de dos teclados con los que podía comunicarse. La gente le escribía en un teclado Bluetooth, y las palabras le aparecían en Braille para que Girma pudiese leerlas. «Este sistema me ha permitido comunicarme en todas partes», comentó al Harvard Law Daily, «desde el club de baile más ruidoso hasta las recepciones de HLS».

Campeona del Cambio

Amigos y colegas no han sido los únicos que han hecho uso de los dos teclados de Girma para comunicarse con ella. En 2013, fue invitada a la Casa Blanca para conocer al presidente Obama, en un evento que celebraba el aniversario de las Leyes de estadounidenses con discapacidades. En declaraciones para la NBC, Girma contó que Obama era un mecanógrafo muy lento. Sin embargo, dijo que la interacción fue positiva. «Mucha gente se siente incómoda con cosas diferentes… se les ocurren todo tipo de excusas para no tener que involucrarse. Pero Obama no lo hizo. Graciosamente cambió de hablar a escribir para poder comunicarse conmigo y tuvimos una conversación increíble», confesó.

Defensora profesional de los derechos de los discapacitados

Después de la facultad de derecho, Girma comenzó a trabajar para una organización sin ánimo de lucro de Berkeley, California, llamada Disability Rights Advocates. Según su biógrafa en el sitio web de la organización, «trabajando para aumentar el acceso a la tecnología para personas con discapacidades, ayudó a lograr la victoria de la Federación Nacional de Ciegos contra Scribd». El caso trataba de argumentar que la ley ADA requería que Scribd hiciera accesibles los materiales de su biblioteca virtual a las personas invidentes. Después de resolver el caso fuera de los tribunales, Scribd acordó hacerlo en 2017.

Su escándalo en Airbnb

Haben Girma mantiene un perfil muy activo en Instagram. El pasado 20 de noviembre, hizo pública una experiencia bastante desagradable acontecida en Airbnb, después de que le cancelaran una reserva tras enterarse de que tenía un perro guía. Girma publicó:

«Airbnb canceló fríamente mi reserva después de que revelé que tengo un perro guía. Los comentarios de los huéspedes anteriores eran genuinos y el alojamiento ofrecía una excelente ubicación en Londres. Reservé y aceptaron. Fue entonces cuando revelé que soy ciega y que viajaba con un perro guía. «Mis disculpas, por lo general no se permiten mascotas», me respondieron. Rápidamente expliqué que Mylo es un perro guía entrenado. Los perros guía aumentan la libertad de una persona ciega. El anfitrión me repitió que en el edificio no se aceptaban perros. «Si hubiera sabido lo del perro guía cuando solicitaste la reserva, hubiéramos hablado de lo que hemos discutido antes de proceder con la misma», me dijo.

Envié al anfitrión el enlace de la política de Airbnb sobre los perros, que prohíbe que estos denieguen el servicio a los huéspedes con animales de asistencia, y le expliqué que la Ley de Estadounidenses con Discapacidades y la Ley de Igualdad de Reino Unido prohíben que los propietarios discriminen a las personas con discapacidades que tienen perros guía. «Lo entiendo, de verdad», me dijo el anfitrión.

Luego probó con algo diferente: «Simplemente me pongo en contacto con usted para hacerle saber que esta tarde descubrí que, desafortunadamente, tienen que realizarse trabajos en la propiedad durante la fecha de su estancia, así que por desgracia tengo que cancelar su reserva». Y con eso, él la canceló.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Airbnb coldly canceled my reservation after I revealed I have a guide dog. His reviews glowed with praise from past guests. His flat offered an excellent location in London. I booked, he accepted, and that’s when I disclosed that I’m blind and travel with a guide dog. “Apologies,” he wrote, “I usually don’t allow pets.” I swiftly explained that Mylo is a trained guide dog, not a pet. He spent almost two years with The Seeing Eye learning to give a blind person environmental information. Guide dogs like Mylo increase a blind person’s freedom. The host repeated that his building did not allow dogs. “Had I known when you first requested to book about you bringing your guide dog, I would’ve spoken to you about all we’ve discussed before proceeding with the booking.” Airbnb policy and the law do not require me to disclose ahead of time that I have a guide dog due to the very real risk of discrimination. I don’t tell potential landlords about my guide dog, but I tell Airbnb hosts because I feel vulnerable while traveling and would rather not deal with a hostile host. I sent the host a link to the Airbnb service dog policy prohibiting hosts from denying service to guests with assistance animals. I explained that the Americans with Disabilities Act and the UK Equality Act prohibit landlords from discriminating against people with disabilities who have service dogs. “I understand, I really do,” the host replied. Then he tried a different tact: “Just sending a quick note to let you know that I have found out this evening that unfortunately, there will be some work going on the property which falls under the dates of your stay so unfortunately I will have to cancel your reservation.” And with that, he canceled. A few days later I noticed the flat was still available for my dates. Highly suspicious, right? My travel partner to London used a separate profile to request the flat for the exact same days, for two guests, and did not mention me or Mylo. The host confirmed the reservation! We snapped screenshots of the host accepting the identical booking, captured my conversation with the host insisting he understood the laws and policies, and sent all those records to Air

Una publicación compartida de Haben Girma (@habengirma) el

Sin duda alguna, Haben Girma es un ejemplo de superación e inspiración para todos. Su vida y su trabajo, así como las adversidades que ha tendido que superar, son un llamamiento obligado a la reflexión que esperemos que sirva para seguir cambiando, para mejor, la vida de las personas con alguna discapacidad.

Haben Girma

Vía: Yourtango, traducción y adaptación elaborada por La Voz del Muro
Imágenes: Youtube, Harvard Law School

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.