in

Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo y no lo sabías

Según el estudio realizado por Journal of Investigative Dermatology, existe una gran parte de la población mundial que es inmune a las bacterias que causan el mal olor, y sin embargo tres cuartas partes de ellas utilizan desodorante por presión social.

Si no posees un olor corporal fuerte, tal vez deberías plantearte utilizar desodorantes naturales para librar a tu organismo de productos químicos innecesarios.

No obstante, si el uso de desodorante es para ti un básico y no deseas renunciar a él, te recomendamos que aprendas a utilizarlos correctamente para reducir al mínimo el número de exposiciones y aumentar su efectividad.

 

Por la noche, no por la mañana.

shutterstock_229267837

Si bien el sentido común nos ha llevado a pensar que el mejor momento para aplicarse el desodorante es por la mañana recién duchado, la Sociedad Internacional de la Hiperdrosis, acaba de presentar un estudio afirmando que en realidad debemos aplicarlo por la noche, antes de ir a la cama y con la piel completamente seca.

Las razones son sencillas, pero para comprenderlas necesitamos entender qué hace el desodorante en nuestro organismo.

desodorante 2

Los desodorantes se componen, por regla general, de dos sustancias principales: un perfume o aroma que ayuda a enmascarar el olor, y sustancias antitranspirantes, que reducen nuestra sudoración.

Las polémicas sustancias antitranspirantes, como las sales de aluminio por ejemplo, penetran en los conductos de las glándulas sudoríparas, donde cristalizan y los taponan. Nuestro cuerpo, al percibir que el canal está obstruido y para no agravar la situación, opta por dejar de producir sudor.

Es decir, su efectividad depende directamente de la capacidad de penetración que tenga en los conductos, solo así podremos reducir nuestro sudor. Si la piel esta mojada o nos encontramos activos, es menos probable que las sales consigan llegar hasta su destino, lo que da lugar al abuso de estos productos, que en ocasiones se relacionan con problemas dermatológicos.

desodorante 1

Los dermatólogos son unánimes al respecto, los desodorantes son más efectivos de noche, pues la producción de sudor baja al mínimo y la axila está completamente seca. De está forma y durante el sueño, las sales penetrarán profundamente.

Una vez despiertos, podremos realizar nuestra ducha con normalidad, pues incluso si nos mojamos, las sales habrán penetrado muchos milímetros bajo nuestra piel y su efecto continuará durante toda la jornada, evitando usarlo en más ocasiones.

desodorante 3

Resumiendo, si sufres de exceso de sudoración u olor corporal, prueba a seguir esta rutina antes de ir a dormir:

  1. Frota tus axilas con una toalla de rizo suave hasta sentirla completamente seca.
  2. Aplica el desodorante de forma uniforme. Se recomiendo usar uno con efecto 24 horas.
  3. Duerme con normalidad y a la mañana siguiente dúchate y vístete, antes de empezar tu rutina.
  4. Si trabajas de noches, deberás hacer este procedimiento antes de irte a dormir, sin importar la hora del día.

El desodorante aplicado por la noche conseguirá que sudemos menos, y la ducha matutina eliminará las bacterias que viven en nuestra piel y causan olor. Combinando ambas, permaneceremos limpios y frescos todo el día.

Y tú, ¿cómo usas el desodorante? ¿Te animas a probar este método y nos cuentas que tal?

Fuente: International Hyperhidrosis Society

What do you think?

0 points
Upvote Downvote