¿Hormigas que explotan? Así reacciona esta especie cuando las cosas se ponen difíciles

Publicado 16 febrero, 2021 por Elena
recreacion
PUBLICIDAD

Dentro del mundo animal, cada especie se defiende con las armas que su propia anatomía le proporciona. Algunos tienen fuertes mandíbulas, garras afiladas, una complexión grande y robusta que les permite atacar cuerpo a cuerpo a otros animales.

Pero otros tienen que recurrir a medidas drásticas para defenderse. Dentro de este último grupo encontramos unas hormigas que explotan cuando la situación se pone complicada. ¿Cómo que explotan? Suena imposible, lo sabemos, por eso hoy vamos a contaros todo acerca de estas hormigas.

Cuando tu única forma de defensa es explotar ante tu enemigo

hormiga ataque

Imagen de @CHINASKY96 en Twitter

Convivir con hormigas tejedoras es duro, pues, a pesar de su pequeño tamaño, son muy agresivas y territoriales. Tienen una mandíbulas muy fuertes con las que, tras propinar unos tremendos mordiscos, rocían ácido en la herida. De hecho, son tan duras de pelar que las colonias de hormigas tejedoras se utilizan en el control de plagas.

¿Qué opciones te quedan cuando tienes que convivir con un bicho así? Desde luego, no muchas, pues en el combate cuerpo a cuerpo estás perdido. Por eso, las hormigas obreras de otras especies, no tienen más opción que explotar cuando se encuentran ante una hormiga tejedora.

Estas hormigas se conocen como Colobopsis explodens y viven en las selvas tropicales de Borneo, Tailandia y Malasia. El proceso que llevan a cabo es conocido como autolisis y consiste en apretar tanto los órganos internos que revientan sus exoesqueletos. Concretamente, muerden al enemigo, elevan las nalgas como advertencia y, si el ataque continúa, se doblan hasta que sus abdómenes estallan.

hormigas pelea

Imagen de @si_miera en Instagram

Sin embargo, estar cubiertas por las entrañas de otra hormiga, no es suficiente motivo para que las hormigas tejedoras relajen su ataque, por eso no se trata «simplemente» de rociar sus tripas sobre la hormiga enemiga. Las hormigas explosivas están llenas de un veneno pegajoso que termina por todas partes cuando explotan.

Una defensa efectiva, pero drástica

Desde luego, convertirte en una minibomba venenosa es una buena defensa de la que pocos enemigos podrán librarse, pero, ¿por qué se sacrifican ante los enemigos? ¿Por qué la evolución no les ha otorgado otro método de defensa?

hormiga veneno

Imagen de @AsombroVerde en Twitter

En el mundo de los insectos hay un conjunto de comportamientos que se conocen como eusocialidad, que implican la cooperación de todos los miembros para cuidar de las crías y dividir el trabajo. Son unas dinámicas complejas y largas de explicar, pero, aunque explotar parezca una mala defensa, ya que no puedes sobrevivir, tiene todo su sentido evolutivo para la colonia.

hormigas

Imagen de @AsombroVerde en Twitter

No todas las hormigas explotan. Como hemos mencionado, se dividen el trabajo y lo hacen en función de quienes se reproducen y quienes no. Una hormiga estéril no va a asegurar la continuidad de la especie mediante la reproducción, por lo que su contribución consiste en deshacerse de los enemigos como pueda.

Parece despiadado, pero las hormigas no tienen nuestro sentido de la moralidad. Las hormigas reinas ponen sus huevos y de ellos salen pequeños secuaces cuya única misión es explotar y rociar con veneno a los enemigos. Cuando esta barrera de defensa falla, las siguientes hormigas en la jerarquía se encargan de taponar las entradas a la colonia con sus grandes cabezas.

hormiga cabeza

Imagen de @EmeCe_sp en Twitter

Hay que entender las colonias de hormigas como un todo, como si de un mismo organismo se tratase, y no como individuos importantes e imprescindibles. Entonces, las hormigas que explotan podrían considerarse como nuestros glóbulos blancos, que se sacrifican para defender nuestro organismo ante las amenazas.

En este vídeo comentado en español, podemos ver a estas hormigas en acción.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...