La ilusión óptica del perro que parece un monstruo… hasta que te la expliquemos

Publicado 26 febrero, 2020 por Javier Escribano
perro-ilusion-optica
PUBLICIDAD

Nuestro cerebro nos puede jugar muy malas pasadas. A pesar de que solemos confiar ciegamente en nuestros sentidos, todo lo que vemos y oímos es realmente fruto de nuestro cerebro, el cual está moldeado de una forma concreta según nuestras experiencias y expectativas sociales. Si bien estos «fallos de Matrix» no suelen tener implicaciones graves, sí que dan lugar a confusiones muy divertidas, que los psicólogos aprovechan para estudiar cómo funcionan nuestras cabezas.

Acordaos, por ejemplo, del famoso caso del Vestido. ¿Azul o amarillo? Resulta que toda la confusión se originó porque la saturación de la imagen del vestido (que era azul) hacía que algunas personas pudieran percibir los tonos azules como blancos. Los psicólogos explican que nuestra interpretación del color está determinada por factores externos como los colores y la luz a su alrededor o incluso nuestra disposición a relacionar un color como el azul con la luz natural.

¿Carnero del infierno o adorable perrete?

Afortunadamente, la ilusión óptica que traemos hoy no es tan compleja: es, simplemente, fruto de una enorme casualidad que, eso sí, altera completamente nuestra predisposición a interpretar formas. Echa un vistazo a esta imagen. ¿Qué clase de animal es este?

«Esto me ralló mucho la cabeza durante unos minutos antes de darme cuenta.»

¿Lo has visto ya? Antes de que vayas a practicar un exorcismo a la pobre criatura, párate un momento. Si estás en un teléfono móvil, dale la vuelta al dispositivo y lo verás instantáneamente. Si no… échale un poco de imaginación. Lo que está hacia abajo que parece el hocico del becerro es en realidad la oreja, y lo que está hacia arriba que parecía la oreja es en realidad el morro de un adorable cachorro de perro mestizo.

«DÍOS MÍO, realmente IBA A MATARLO. Entonces… o, qué monada.»

«Puedo ver lo que debería ver si le doy la vuelta, pero mi cerebro se niega en redondo a interpretarlo de esa forma desde esta perspectiva.»

Y vosotros, ¿sois capaces de ver al perrito, o seguís viendo la cabra?

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.