in

Increpa a las tenistas y ellas paran el partido para invitarlo a jugar y lo visten con su ropa

¿Cómo convertir las críticas y gritos de un aficionado en uno de los momentos más simpáticos y divertidos de los últimos años? La tarea no parece sencilla, pero a la tenista Kim Clijsters parece haberle salido la jugada perfecta.

Durante el torneo de dobles en Wimbledon, un aficionado comenzó a criticarla y corregir su juego desde la grada. Ni corta ni perezosa, Clijsters paró el partido para invitarlo a jugar. No hubo soberbia, no hubo palabras desagradables. Solo risas y buen rollo. 

El espectador bajó a la cancha y no tuvo problemas en ataviarse con la falda y parte de la equipación femenina que las jugadoras le ofrecieron. 

Mientras que el comentarista del partido no daba crédito de lo ocurrido, el público jaleaba la broma, que terminó con las jugadoras por los suelos debido a un terrible ataque de risa. 

Tras un par de saques y una foto de grupo, el jugador volvió a la grada cargado de humildad y uno de los mejores recuerdos de su vida. O al menos, uno de los más divertidos y singulares. No te lo pierdas. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote