in

Lo último en Inmunoterapia: una vacuna contra el cáncer y un premio Nobel

Unos estudios en inmunología ofrecen resultados prometedores a favor de la lucha del cáncer.

Uno crea una vacuna contra un gen aversivo, y otro descubre una proteína implicada en el proceso de metástasis.

Una vacuna contra el cáncer

¿Cómo funciona el gen HER2?

Las mutaciones en el gen HER2 provocan que muchos cánceres sean más agresivos. No todos los cánceres responden igual al tratamiento (incluso los que se originan en las mismas partes del cuerpo), sino que esta respuesta está mediada por los genes. Por ello los médicos examinan el tejido del tumor para comprobar el estado del gen HER2.

Cuando el gen no tiene mutación mantiene la formación de células del tejido mamario. Pero cuando se da una mutación HER2, los tumores crecen más rápido y aumenta el riesgo de recidiva en el 25% de los cánceres de mama. Una recidiva es volver a padecer la enfermedad después de que ésta haya remitido. Por ello se necesita dar con una solución que controle la aparición de esta mutación.

¿Qué medicamento se ha utilizado hasta la fecha?

El Trastuzumab (Herceptin por su nombre comercial) es un medicamento que se administra cuando los pacientes comienzan la quimioterapia. Se inyecta por vía intravenosa cada tres semanas durante un año, incluso si ya ha concluido el tratamiento con quimioterapia.

Sin embargo, es bastante tóxico, no funciona con todos los pacientes y tiene una serie de efectos secundarios muy molestos. Entre los efectos secundarios se encuentran náuseas, erupciones cutáneas, diarrea, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones, etc.

¿Qué beneficios aporta la nueva vacuna?

El método consiste en extraer células inmunes de un paciente, alterándolas en el laboratorio (para más información sobre cómo se logra esto, consultar lo que es la ingeniería genética) y volviéndolas a inyectar en el mismo paciente. Como se han utilizado las propias células del paciente, el tratamiento se tolera mejor. Gracias a esto también se centra con mayor precisión en el cáncer que padezca.

Esta vacuna “enseña” al sistema inmunitario a reconocer las células que se están multiplicando descontroladamente debido a la mutación HER2. Gracias a esta vacuna se prolonga la vida media de los pacientes con cáncer.

¿Qué resultados ofrece la vacuna contra el cáncer?

En un estudio, la nueva vacuna se probó en 11 pacientes en etapa tardía (paliativos) con cánceres asociados al gen y que no habían tomado Herceptin. Los resultados fueron:

  • 6 de los pacientes lograron recuperarse del cáncer en fase de metástasis.
  • Un paciente consiguió frenar el cáncer durante cuatro meses.
  • En otro paciente se eliminaron los tumores durante dos años. Tras este tiempo, cuando volvió a padecer cáncer en la recidiva, ya no expresaba el gen HER2.

Sin embargo, estos datos tienen que tomarse con cuidado pues la muestra que se utilizó es muy pequeña. Para averiguar si de verdad el tratamiento es eficaz se necesitan más estudios con más pacientes.

Hasta el momento, se ha detenido el crecimiento en el 54% de los tumores HER2 en ensayos pequeños.

El Dr. Jay Berzofsky, jefe de la rama de vacunas del Instituto Nacional del Cáncer del NIH, está probando la vacuna en pacientes con cáncer de mama para quienes Herceptin y otros tratamientos específicos para HER2 han fallado.

Premio Nobel de Medicina
ElMundo

La proteína y el Premio Nobel

Los inmunólogos James Allison y Tasuku Honjo ganaron el Premio Nobel de Medicina 2018 por su descubrimiento de la terapia del cáncer mediante la inhibición de la regulación inmune negativa.

Esto puede sonar a chino (o más bien a japonés), pero es tan sencillo como eliminar algo que impide que otra cosa funcione. Si existe una proteína que impide al sistema inmunitario destruir un cáncer, al eliminar dicha proteína, el sistema inmune volverá a funcionar y el cáncer irá remitiendo.

El profesor Allison estudió una proteína que actúa como un freno al sistema inmune. Por lo que también descubrió el potencial de liberar ese freno. El profesor Honjo descubrió por su cuenta una nueva proteína en las células inmunes. Finalmente descubrió que también actuaba como un freno.

Inmunoterapia contra el cáncer

En nuestro organismo existen algunas proteínas que pueden evitar que las defensas naturales del cuerpo maten a las células cancerosas. La inmunoterapia está diseñada para eliminar esta proteina y permitir que el sistema inmunitario trabaje más rápido para combatir el cáncer.

La terapia con inhibidores del punto de control inmunitario se dirige a las proteínas producidas por algunas células del sistema inmunitario, así como algunas células cancerosas.

La inmunoterapia es sorprendentemente efectiva en la lucha contra el cáncer. Liberar el potencial de las células inmunes para atacar los cánceres se une a otros tratamientos como la cirugía, la radiación y los medicamentos.

En realidad, lo que se propuso el profesor Allison fue comprender las células T, no estudiar el cáncer. Las células T son unas células inmunológicas que viajan por nuestro organismo y trabajan para protegernos.

Según dijo James en un comunicado difundido por el MD Anderson Cancer Center de la universidad en Houston, “una motivación para los científicos es simplemente empujar las fronteras del conocimiento.”

Escrito por Raquel Fouz

Copywritter.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote