La humanidad siempre busca superarse, y muchas veces lo consigue. El problema es que los ámbitos de superación pueden abarcar cualquier disciplina o contexto, desde la aeronáutica espacial a la estupidez profunda.

Puede parecer una broma, pero el titular de la noticia resume algo que está pasando de verdad. El fotógrafo naturalista Paul Goldstein ha publicado unas imágenes en las que se ve a dos leones macho en actitud más que cariñosa.

Esto, que a la mayoría podría simplemente parecernos curioso e incluso hacernos indagar sobre el tema de la homosexualidad en animales, ha tenido una respuesta por parte del presidente del Instituto de Calificación de Películas de Kenia que ha dejado a toda la comunidad LGBT y a quienes les apoyan con los ojos como platos.

El presidente, Dr. Ezekiel Mutua, ha calificado la imagen como algo “dramático” y, no contento con el calificativo, ha afirmado que “estos animales necesitan ser intervenidos y separados, porque probablemente hayan sido influenciados por gays que han ido a los parques nacionales y han tenido un comportamiento malo”.

Dedicándose a lo que se dedica, el Dr. Mutua se muestra preocupado sobre la imposibilidad de que los leones hayan aprendido este comportamiento en el cine, por lo que para él la única explicación posible es que los foráneos gays que visitan su país hayan estado enseñando a los leones a ser homosexuales.

“Los científicos deberían determinar cómo los animales pueden adquirir estos comportamientos homosexuales“, afirmaba preocupado el presidente del KFCB en su cuenta de Twitter. “Los científicos deberían estudiar este comportamiento. Como en las personas, el principal propósito del sexo es la procreación”.

Bien, pues tenemos buenas noticias para el Dr. Ezekiel Mutua. Resulta que los científicos ya han estudiado este tipo de comportamientos en animales y hasta ahora se han registrado prácticas homosexuales en 1.500 especies animales. ¡Sorpresa!

Los leones, sin ir más lejos, son unas de las especies estudiadas, y según textos como los de Bruce Bagemihl o el de Suvira Srivastav, los leones macho suelen unirse en pareja durante días mostrando comportamientos homosexuales e incluso intentando iniciar el coito. El 8% de los acoplamientos observados en la naturaleza son entre machos, algo que solo se suele ver en las hembras que viven en cautividad.

Sin embargo, ningún científico parece haber encontrado evidencias de que el origen del movimiento gay animal haya sido iniciado por humanos adoctrinadores. Lo sentimos, Dr. Mutua, va a tener que dejar a los turistas en paz y asumir que los leones de su país no piensan solo en tener cachorritos.

Fuente: Infobae

Publicado en Animales