Una mujer de Kenya convierte plástico en ladrillos más resistentes que el hormigón

Publicado 10 febrero, 2021 por Sandra Morales
plastico-ladrillos
PUBLICIDAD

Nzambi Matee, una joven emprendedora de 29 años de Nairobi, es la fundadora de esta startup, que recicla deshechos plásticos para convertirlos en algo útil. Se trata de ladrillos (o adoquines) que son más fuertes o resistentes que el hormigón. Su empresa, llamada Gjengemakers Ltd, se inició tras el desarrollo de una máquina que convierte el plástico desechado en adoquines. Se trata de una iniciativa muy útil teniendo en cuenta las enormes cantidades de plástico que se desechan a diario. Un día en la fábrica de Nzambi supone la fabricación de 1500 adoquines no solo de buena calidad, sino también muy asequibles.

Una idea muy original

El equipo de esta empresa, ‘Gjenge Makers’, ideó el comienzo de una empresa de recogida de plásticos que los clasificaría y vendería a otras empresas de reciclaje. Al tener más desechos plásticos de los que deberían (ya que no podían deshacerse de tanto plástico tan rápido), tomaron la decisión de añadirle valor a estos mismos. Es por esto que surgió la determinación de fabricar productos para la construcción. Estos ladrillos suponen una alternativa a los clásicos elementos que se han usado para la construcción durante décadas. Así nació ‘Gjenge Makers’, en torno al año 2018. 

Antes de que esta empresa tuviera lugar, Nzambi Matee se especializó en ciencia de los materiales, además de trabajar como ingeniera en la industria petrolera de Kenia. Un año antes de comenzar sus andaduras con Gjenge Makers, dejó el trabajo de ingeniera y comenzó a crear y probar adoquines de distintos tipos. Los que fabrican ahora son una combinación de plástico y arena.

Su materia prima la consigue gratis (de las fábricas que desechan plásticos de envases) y también la compra a otras empresas recicladoras. Probando y experimentando con distintos tipos de plásticos descubrió que hay algunos que se unen mejor que otros. Después de esto, creó la maquinaria que le permitiría producirlos más rápidamente.

Una idea de negocio que podría cambiar la construcción

Hasta el día de hoy, Gjenge Makers ltd ha logrado reciclar más de 20 toneladas de desechos de plástico, convirtiéndolos en adoquines (los cuales están disponibles en diferentes colores como rojo, azul, verde, marrón…). Estos adoquines no son solo increíblemente fuertes y resistentes, sino que pueden soportar el doble del umbral de peso que resisten los bloques de hormigón. 

Además, esta puesta en marcha ha significado la creación de más de 110 oportunidades de trabajo para recolectores de basura, grupos de jóvenes en busca de trabajo y mujeres. 

En Nairobi se producen cerca de 500 toneladas de desechos de plástico al día. La idea de Nzambi puede ayudar a reducir el impacto negativo que esas cantidades de plástico tendrían no solo en Nairobi, sino en el planeta. Además de eso, ha generado un nuevo material que puede ser usado exactamente igual que los ladrillos convencionales que ya conocemos.

De la misma manera, esta joven empresa recibió el premio «Joven Campeón de la Tierra 2020«, lo que provocó que su motivación por reciclar y por trabajar creciera aún más.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...