in

Esta es la nueva moda que está haciendo sufrir quemaduras a los niños

Durante los últimos años, decenas de miles de referencias en las redes han puesto en alerta a padres, educadores y médicos de EE.UU. El reto de ‘Hielo y Sal’ se ha convertido y una moda demasiado peligrosa entre los adolescentes del país, quienes a veces ignoran los riesgos que conlleva.

Y es que no son precisamente pocos los jóvenes que han terminado en urgencias con quemaduras de segundo grado en diversas zonas de su cuerpo.

Una prueba de hombría que a la que muchos se prestan tras escuchar la famosa y provocadora frase de “no hay h****s”. También conocido como ‘el desafío de los tipos duros’, este básicamente consiste en colocar una buena cantidad de sal sobre la piel -manos, brazos, piernas e incluso espalda- y mantener apretado un cubito de hielo contra ella.

El aparentemente inocente cóctel provoca una reacción química que produce sensación de quemazón, alcanzando temperaturas de hasta 21 grados bajo cero. El que logre aguantar más tiempo es el ganador, quien suele compartir su dudoso logro a través de las redes sociales. De hecho, si hacéis una búsqueda de este peligroso juego, las referencias pueden contarse por miles.

Muchas son las historias sobre juegos que terminaron en desgracia. Como la de un joven de Bakersfield, California, quien se puso a practicar este juego a espaldas de su madre con otros niños para compartir sus logros en las redes sociales.

La madre, cuando fue a preguntar dónde habían puesto la sal de mesa, descubrió a los niños en la habitación con lesiones en sus brazos. Estos terminaron admitiendo que estaban probando su hombría con el desafío.

Dos de los niños necesitaron atención médica por quemaduras leves. 

Todo sucedió muy rápido“, explicaba Lidia González. “Vinieron y me pidieron la sal y me puse a hacer la cena. Después fue cuando me di cuenta de sus verdaderas intenciones. Me sorprendió, la verdad“, continúa, “ves todas esas cosas en la televisión y nunca piensas que sucederá en tu propia casa“. 

Pero, ¿cómo es posible que un poco de sal y un cubito de hielo provoquen quemaduras tan peligrosas?

La ciencia tiene la respuesta: el hielo tiene una fina capa de agua líquida sobre su superficie, y la sal se disuelve en ese agua y forma una disolución saturada que tiende a enfriar el hielo. Así se consigue que la disolución de agua y sal se encuentre en estado líquido a bajo cero porque su punto de congelación es más bajo que el del agua sola, que es de 0 ºC. 

Por eso, esta reacción resulta muy útil para enfriar bebidas en poco tiempo, se pueden alcanzar temperaturas de hasta -21 grados centígrados.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote