in

La gran respuesta de Obama a la pregunta: “¿por qué no podemos echar a esos bastardos?”

Dicen que los mejores periodistas son aquellos que no tienen pelos en la lengua y Jim Acosta, un veterano corresponsal ante la Casa Blanca, no tiene ni uno. Al menos así lo demostró la semana pasada, durante la rueda de prensa que ofreció en Antalya tras la reunión de líderes del G-20, cuando se dirigió al Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, para preguntarle sobre la situación del conflicto latente en Siria e Irak:

obama_portada

“Muchos americanos sienten frustración al ver que Estados Unidos tiene el ejército más potente del mundo, cuenta con el respaldo de la mayoría de países cuando se trata de combatir al Daesh […] “Supongo que la pregunta es, y si me perdona el lenguaje, pero ¿por qué no podemos echar a estos bastardos?“.

Sin embargo, borrar del mapa al autodenomidado Estado Islámico no es tarea fácil. Es cierto, puede que EEUU cuente con el ejército más potente del mundo, pero no debemos olvidar que en Siria e Irak siguen viviendo cientos de miles de inocentes, y Obama lo sabe. Todo ello sin contar con una gran cantidad de intereses enfrentados con el resto de potencias. Pero vayamos paso a paso:

Entre Siria e Irak, se estima que hay entorno a 40.000 o 50.000 yihadistas, tan mal armados que no durarían ni un asalto ante las potencias de occidente. Según las agencias de inteligencia, disponen de rifles AK47 y AK74, viejas ametralladoras y algunos antiaéreos, pero carecen de aviación y de carros de combate blindados modernos.

Un ejército terrestre podría ser la clave

obama_1

Dado que la mayor parte de conflictos tendrían lugar en territorio urbano, un ejército terrestre, apoyado desde el aire -incluso desde el mar- y varios comandos de operaciones especiales, serían más que suficiente para acabar con los insurgentes de la forma más rápida posible.

¿Y después qué?

obama_2

“Es problema no es ganar la guerra. El problema es ganar la postguerra”, explica Pedro Díaz, general de división en la reserva y experto analista del Grupo Atenea. “Hay que tener en cuenta que nos enfrentamos a un tipo de combatiente muy fanatizado, en el que la muerte es el final más probable”.

Básicamente, lo que viene a decir es que una vez conquistados todos los territorios controladas por el EI, se producirían numerosos ataques de desgaste, muchos de ellos suicidas, en los que habría una gran cuantía de bajas entre los civiles y soldados, porque “no podemos olvidar que no son ejércitos convencionales: están camuflados entre los civiles“.

La historia se repetiría del mismo modo que pasó con la invasión norteamericana de Irak. El mayor número de bajas tuvo lugar después la ocupación del territorio y no durante. “A los EEUU les costó dos años aprender a relacionarse con la población y las autoridades locales”.

Intereses enfrentados

obama_5

¿Cómo es posible formar una colación entre países que muestran intereses tan enfrentados, como EEUU, Irán o Rusia?. Todo ello sin contar con la frontera entre Siria e Irak, inexistente para el Estado Islámico.

Se trata de una guerra de dos países, y sus propios aliados, contra un enemigo que ha campado a sus anchas en buena parte de sus territorios. Y es que no es lo mismo actuar en Siria, donde existe un consentimiento tácito del gobierno para atacar al Estado Islámico, que en Irak, donde la coalición actúa a petición del gobierno.

A todo esto hay que sumarle que Siria se enfrenta a más enemigos que su país vecino, ya que tiene que hacer frente a varios grupos insurgentes.

Pedro Díaz, general de división en la reserva y experto analista del Grupo Atenea: “Lo más efectivo, para lograr una victoria efectiva, es que las botas que combatan en Siria e Irak sean musulmanas”

obama_3

La experiencia de la Segunda Guerra de Irak indica que la presencia masiva de tropas occidentales causa resquemores en el mundo musulmán. Por otra parte, el pueblo norteamericano está cansado de tantas campañas en el exterior.

Y es que el problema es que en la zona existen intereses locales -como los de suníes y chiíes, que es uno de los orígenes del conficto-, que involucran a distintos países como Irán, Líbano o Jordania; intereses regionales entre Turquía, Irán y Arabia Saudí -cada uno con sus respectivos aliados-; y, por supuesto, intereses globales protagonizados principalmente por Rusia y EEUU.

Sabiendo todo esto, ¿cuál fue la respuesta del Presidente Obama a la respuesta del periodista?

obama_4










A su juicio, y el de sus consejeros militares, mandar tropas a Siria “sería un error”. Por otra parte, Barack Obama aseguró que no se deben cerrar las puertas a los refugiados por temor a atentados terroristas.

“La gente que huye de Siria es la más afectada por el terrorismo, la más vulnerable”, aseguraba Obama tras una cumbre del G20 en Turquía. “Es muy importante que no cerremos nuestros corazones a las víctimas de esta violencia ni empecemos a asimilar el tema de los refugiados con el tema del terrorismo”.

Fuente: Politics and more, lainformacion

What do you think?

0 points
Upvote Downvote