in

La historia de “La Bella y la Bestia” es mucho más oscura de lo que piensas…

Cuando se estrene el remake de La Bella y la Bestia, protagonizado por la bellísima Emma Watson y Dan Stevens, la historia no nos pillará de sorpresa. Todos estamos familiarizados con la versión animada de la historia que Disney lanzaba allá en 1991, argumento que mayormente parece haber mantenido para este segundo film, excepto por algunas pequeñas variaciones. 

No obstante, en la historia original Bella no era una simple campesina, sino hija de un rey y un hada, y esta no era tan bonita como nos hicieron creer. 

La novela original francesa, escrita por Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve y publicada en 1740, era una anécdota bastante oscura sobre los derechos de la mujer en el siglo XVIII.

En 100 páginas, Villeneauve exploró cuestiones relacionadas con los derechos matrimoniales de la mujer en el siglo XVIII. De hecho, a aquellos que no ven con buenos ojos la trama sobre la cautividad de Bella, deben saber que se trataba de una metáfora bastante reveladora que criticaba la poca o ninguna elección que las mujeres francesas tenían sobre la persona con quien contraían matrimonio en aquella época. 

En general, era el padre o el cabeza de familia quien decidía con quien debían casarse sus hijas, esperando que aprendieran a amarles con el tiempo. Sabiendo esto, no es difícil darse cuenta que Villeneauve no debió ir muy lejos en busca de inspiración para el cuento.

Como os comentaba al principio, Bella originalmente era la hija de un hada y un rey. Lo siento Maurice.

Este cambio argumental se lo debemos al autora francesa Jeanne-Marie Leprince de Beaumont, quien adaptó y abrevió la historia de Villeneauve en 1756.   

Mientras Villeneauve utiliza la narrativa para explorar la realidad sobre el matrimonio, la decisión de Beaumount de hacer que Bella fuera la hija de un comerciante, y no de un hada y un rey, refleja el estado de ánimo de la sociedad francesa antes de la Revolución, como un resentimiento cada vez mayor del pueblo hacia la aristocracia.

En 1889, el autor inglés Andrew Lang también publicó una edición abreviada de la historia, reuniendo elementos tanto de Beaumont como de Villeneauve. Su versión de la historia es la que nos ha llegado y la que suele contarse popularmente. 

Al igual que Beaumont, Lang se deshizo de las hadas y el origen familiar de Bella. Desde entonces, la historia ha sido traducida a casi todos los idiomas y se han hecho muchas películas, obras de teatro y hasta canciones, como la de David Bowie en 1988

Para esta ocasión, la Bella protagonizada por Emma Watson será inventora, por lo que tampoco su papel quedará relegado al de una simple campesina que se pasa todo el día leyendo y soñando despierta. 

Lo cierto es que estamos deseando que llegue el 17 de marzo para ver esta nueva adaptación, ¿tú no?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote