La Roca del Púlpito de Noruega, el último destino en la vida de algunos turistas

Publicado 2 diciembre, 2019 por Javier Escribano
Roca Noruega
PUBLICIDAD

Los amantes de la naturaleza y el turismo de aventura saben bien que Noruega es uno destino imprescindible. Las escarpadas formaciones geológicas que han creado sus impresionantes fiordos, estas lenguas con las que el Atlántico Norte invade la tierra, ofrecen rutas de senderismo con vistas inigualables. Uno de los destinos más populares es la Preikestolen, que se traduce como Púlpito, o Pulpit Rock.

Este mirador natural de 25 x 25 metros ofrece unas de las vistas más espectaculares de la zona, elevándose 604 metros sobre el Fiordo Lysefjord, en la región de Rogaland. Llegar hasta allí es fácil, solo dos horas de ruta para subir de baja dificultad, lo que lo convierte en uno de los destinos más concurridos (familias con niños lo hacen sin problemas).

Aproximadamente 200.000 turistas la pisan cada año, pero ahí sigue… a pesar de la espeluznante grieta que la parte por la mitad. ¡Hasta cabe una persona dentro! Los geólogos dicen que, en algún momento, la piedra se acabará partiendo, pero eso no debería suceder hasta dentro de muchos miles de años…

Si somos capaces de saltar sobre la fisura, nos esperan unas vistas impresionantes… y vertiginosas, pues no hay ningún barandilla ni medida de seguridad. Muchos no se atreven a ir al borde, otros lo hacen reptando, temerosos de que las piernas les puedan fallar en el último momento. Pero hay otros que no tienen problemas en acercarse e incluso hacerse una escalofriante foto con las piernas colgando sobre el vacío.

Como curiosidad, la película de 2018 ‘Misión Imposible: Fallout’ rodó su pelea final en esa misma roca. Allí se hacía pasar por un glaciar en Oriente Medio, y la película culminaba con Tom Cruise y Henry Cavill escalando por la ladera de la roca. Para celebrar tal increíble hazaña, Paramount Pictures organizó una proyección especial de la película en lo alto de la roca, a la que acudieron más de 2.000 fans.

El último destino de algunos turistas

A pesar de la magnitud y altura del mirador, nunca se habían registrado accidentes graves… hasta 2013, cuando un español se precipitó al vacío. Según informaron los medios locales, el joven de 26 años estaba a punto de marcharse con su grupo cuando regresó a la roca para tomar algunas fotos, momento en el que se escuchó un grito y desapareció. Su cuerpo fue encontrado un día después.

«Siempre temimos que algo así podría ocurrir.», declaró Kjej Helle Olsen, un miembro de una asociación local de senderismo.

Un accidente similar ocurrió en 2015, cuando una joven autraliana, Kristi Kafcaloudis, de 24 años, se precipitó 300 metros al vacío de Trolltunga, (o ‘Lengua de Troll’), un mirador similar, también en Noruega. Según testigos, la joven tropezó al esperar su turno para hacerse la foto.

montañista sentado precipicio










aol.co.uk

A diferencia de El Púlpito, el camino para llegar a esta formación es mucho más largo y difícil. Aún así, miles de personas la visitan cada año.  Este es el único caso conocido de un accidente moral en Trolltunga.

Estos casos han reabierto el debate sobre si se deberían poner medidas de seguridad en estos balcones naturales. Algunos opinan que, al ser sitios tan concurridos, y especialmente en el caso del Púlpito, visitados por mucha gente que no tienen por qué tener experiencia en la montaña, se debería colocar algún tipo de barandilla o red para evitar este tipo de accidentes. No obstante, no hay que olvidar que estos son sitios que durante milenios se han mantenido al margen de toda alteración humana. Y hasta ahora, los accidentes han sido casos trágicos, pero muy puntuales. ¿Os imagináis el aspecto que tendrían estos lugares con una barandilla a su alrededor?

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.