in

Así es por dentro la Torre de David, el barrio marginal más alto del mundo

Caracas es la capital de Venezuela. Con una población de más de 4 millones de habitantes, esta ciudad es considerada una de las más peligrosas de Sudamérica debido a su alto indice de criminalidad.

En 1990 se inició la construcción de un rascacielos en pleno centro de la ciudad. El edificio estaba pensado casi como un símbolo de la prosperidad y el brillante futuro financiero de Caracas, pero nunca llegó a acabarse. 

Llamado en un principio  “Centro Financiero Confianzas” se la conoce popularmente como de Torre de David. Este último nombre viene de David Brillembourg, el arquitecto encargado del proyecto.

En 2014 llegó a estar habitado de forma ilegal por más de 3.000 personas. Esto lo convirtió en el barrio marginal más alto del mundo. A continuación te vamos a mostrar unas cuantas imágenes y podrás conocer la historia de este rascacielos.

La Torre de David es un rascacielos de 45 pisos de alto

Situado en pleno centro de Caracas, es el tercer edificio más alto de la ciudad

Su construcción fue iniciada en 1990, pero la crisis bancaria obligó a detener la obra en 1994, estando aún sin terminar

El gobierno se hizo cargo de ella, pero nunca terminó su construcción. Debido a esto no tiene ascensores, ni electricidad ni agua potable. 

Muchos de sus balcones no tienen barandillas ni ventanas y hay zonas donde ni siquiera hay paredes

En 2007 un grupo de ocupas decidió hacerse cargo del edificio










Al principio era famoso por ser un lugar de delincuencia y tráfico de drogas

Poco a poco más gente se fue mudando al lugar. Llegaron a vivir aquí unas 700 familias, construyendo una comunidad más o menos estable y autosuficiente

Gracias a la colaboración entre todos consiguieron llevar luz y agua hasta el piso 22

La gente que vivía allí decía que era mucho menos peligroso que otros barrios de la ciudad

Al no tener ascensores muchos de sus habitantes utilizaban motos para subir más cómodamente a los pisos superiores. Esto solo podían hacerlo hasta el piso 10

Dentro del edificio tenían un complejo sistema de delegados de piso que cooperaban entre ellos para que la convivencia fuese lo mejor posible

También se dedicaban a gestionar los servicios de la torre

Los residentes pagaban una tarifa de 32$ mensuales para sufragar los gastos de las patrullas de vigilancia y los servicios de limpieza

En los largos pasillos de la torre no solo nos encontrabamos viviendas, también había tiendas, peluquerías, guarderías, dentistas, bodegas y un largo etcétera

Existían unas normas y todos debían cumplirlas, de no ser así corrían el riesgo de ser expulsados de la torre

Aquí vemos a unos muchachos que quedaban en los pisos superiores del edificio

El sótano del edificio era un aparcamiento que utilizaban algunos residentes para estacionar sus vehículos

Muchas de las paredes que separaban las casas eran construidas por los propios okupas

En julio de 2015 el Gobierno Venezolano empezó la llamada Operación Zamora

Dicha operación consistía en trasladar a los residentes de la torre a la ciudad de Zamora, en Cúa

Las familias accedieron a trasladarse, por lo que no hubo incidentes

El 27 de mayo de 2015 fue trasladada la última familia que quedaba en el edificio

En principio se barajaban 3 posibles futuros para el edificio. La demolición, la conversión en un centro financiero o la construcción de apartamentos

Finalmente ninguna de las 3 se llevó a cabo

De momento la torre sigue deshabitada y tal cual la dejaron sus antiguos inquilinos

Se planea que diversos servicios como la policía, bomberos y otros funcionarios se trasladen a este edificio en algún futuro cercano

What do you think?

0 points
Upvote Downvote