in

¿La tos no te deja pegar ojo? El remedio infalible de 4 pasos que hará que no vuelva a molestarte

En esta época los resfriados están a la orden del día, por lo que cualquier precaución es poca. Si en vuestro caso, o en el de alguien de vuestros familiares, ya es demasiado tarde y la tos se ha convertido en algo más que en una latosa compañera, no os angustiéis porque hoy os traemos un remedio natural infalible que podréis preparar en casa en cuestión de minutos.   

Y es que la tos, además de ser un fastidio para el que lo sufre y para los que están a su alrededor, dificulta considerablemente la concentración. Así pues, tolerarla durante el día puede tener un pase, pero no por la noche, sobre todo después de un duro día de trabajo.

Lo lógico es pensar que un jarabe es la solución perfecta, pero la mayoría tan solo suprime la transmisión de señales que emite el cerebro para causar la tos. Además, estos jarabes normalmente contienen codeína y dextrometorfano; los 2 ingredientes principales que nos ayudan a dormir y que causan efectos secundarios como somnolencia, dolor de cabeza y una rápida actividad cardíaca.

De este modo, y ante las escasas y poco efectivas opciones, te recomendamos utilizar el parche casero de miel y jengibre que te enseñaremos hoy. Este tratamiento puede ser utilizado tanto por niños como por adultos. Veamos lo que vais a necesitar:

Ingredientes

  • Miel
  • Infusión de jengibre (unas 5 láminas pequeñas)
  • Aceite de oliva / coco
  • Una servilleta
  • Gasa
  • Harina
  • Cinta adhesiva

Instrucciones

  1. Mezcla harina con una pequeña cantidad de miel, para que obtengas una mezcla para el parche, la cual no debe ser tocada por tus manos.
  2. Agrega un poco del aceite escogido más la infusión de jengibre, para después volver a cubrir con un poco de harina.
  3. Transfiere la mezcla resultante a una servilleta y envuélvela usando la gasa.
  4. Aplica el parche sobre el pecho -o espalda- y asegúralo con la cinta adhesiva. Acto seguido, puedes ponerte el pijama e ir a descansar.
  5. Si es para niños, ponle el parche de 2 a 3 horas antes de que se vaya a dormir.
  6. Los adultos pueden mantener el parche toda la noche. Ten en cuenta que tal tratamiento causa sudoración.
  7. Este tratamiento para aliviar la tos no tiene efectos secundarios, pero sé cuidadoso al utilizarlo en niños, ya que mantener el parche por mucho tiempo en su suave piel podría llegar a causar un efecto desagradable.

El jengibre, al igual que la miel, es una excelente opción para el tratamiento de la tos, alivia dolores de garganta y la congestión del pecho. Os animo a que lo probéis y nos contéis cómo os ha funcionado.


What do you think?

0 points
Upvote Downvote