in

Toda la verdad sobre el mito de la eyaculación femenina

La eyaculación femenina es un tema que ha levantado mucha polémica en los últimos tiempos. Pero ¿De qué se trata realmente? ¿En qué consiste? ¿Cómo puede lograrse? En este artículo te lo explicamos todo con pelos y señales.

La eyaculación femenina es un fenómeno que todavía está siendo estudiado. Es por este motivo que los descubrimientos no son cien por cien fidedignos.

Varios estudios apuntan hacia explicaciones un tanto divergentes. Pero al mismo tiempo también hay muchos puntos en común. Vamos a verlos:

eyaculación femenina

¿Qué es la eyaculación femenina?

La eyaculación femenina es la expulsión considerable de fluido en el momento en el que una mujer experimenta un orgasmo. Este líquido se expulsa a través de la uretra y se estima que entre un diez y cuarenta por ciento de las mujeres pueden llegar a experimentarlo.

Sin embargo, hay otros estudios que afirman que todas las mujeres son capaces de llevar a término una eyaculación de este tipo. Este mismo desencuentro ya muestra el gran desconocimiento de la materia y la necesidad existente en el análisis e investigación sobre el tema.

¿Cómo se ve?

La apariencia de este fluido es distinto en las diversas ocasiones en las que se manifiesta. Puede ser completamente claro, como lechoso y pegajoso. En algunos casos se muestra muy líquido y acuoso, en grandes cantidades. Y en otras la cantidad es algo más reducida y se presenta similar al fluido segregado durante la excitación.

Al estar creada una gran parte de la composición de orín, se ha estudiado que muchas de las mujeres que lo experimentan podrían sufrir incontinencia durante el coito. Este fenómeno se da únicamente en el momento de las relaciones sexuales, cuando al estimularse el Punto G la uretra se relaja y expulsa el líquido que hay en la vejiga.

¿En qué consiste?

Los elementos de los que la eyaculación femenina se compone son fosfatasa ácida que se puede mezclar con orín. Este primer componente anteriormente se creía que solamente podía ser producido mediante la próstata masculina. Sin embargo, estudios recientes han concluido que en las mujeres también se puede encontrar dicha glándula.

Todavía no está demasiado claro de qué se forma enteramente la sustancia expulsada mediante la eyaculación femenina. Pero los expertos han concluido que sin duda no se trata únicamente de orina, sino que se mezclan varios componentes con la misma.

Varias observaciones han llegado a la conclusión de que esta sustancia podría consistir en un exceso de la sustancia lubricante que las mujeres segregan durante la excitación. Sin embargo, el líquido que se percibe de este modo no se genera en grandes cantidades y, cuando la eyaculación en grandes cantidades sucede suele llevar orina en su interior.

Aunque gran parte de su composición sea orina, la sustancia segregada durante la eyaculación femenina no tiene un olor especialmente fuerte. Esto podría ser de este modo debido a la mezcla de los diversos químicos que la componen, eliminando así el hedor del orín.

¿Cómo se logra?

Una gran variedad de estudios ginecológicos han llegado a la conclusión que dicha eyaculación puede lograrse mediante la estimulación del Punto G. En el momento que esto ocurre, cuando la mujer llegue al orgasmo expulsará este líquido por la uretra.

Además, diversas investigaciones han descubierto que la respuesta que dan las mujeres ante la estimulación del punto G es muy similar a la de los hombres cuando se les estimula la próstata. Justo al principio del contacto se siente un gran deseo de orinar, pero rápidamente éste es sustituido por un gran placer sexual.

eyaculación femenina

No obstante, el estudio de este fenómeno es muy difícil de realizar. Esto se debe a que los datos surgen de cuestionarios anónimos que se hacen a mujeres al azar. Estos cuestionarios se sustentan en la valoración personal y experiencia de cada una de las participantes, con lo que es difícil encontrar un método científico en ello.

Aunque el método utilizado sea ligeramente subjetivo, lo que sí que es cierto es que son muchos los casos que exponen la existencia de dicho fenómeno. Con esto, muchas otras teorías se han ido desarrollando.

Ha habido casos de doctores que han observado como sus pacientes experimentan la eyaculación femenina. Incluso ha llegado a pasar que algunas mujeres lleguen a experimentarlo durante un período determinado de su vida pero que tras el paso del tiempo han dejado de poder hacerlo. En estos casos muchas veces se pide a los médicos consejo para “arreglarlo”.

Pero este punto de vista es erróneo, porque no hay nada que deba ser arreglado. De hecho, la eyaculación femenina es un fenómeno que se da pero que no tiene más trascendencia que la del hecho en sí. Es decir, que no está probado que una mujer sienta más o menos placer tras eyacular que al no hacerlo.

Así que, tanto si eyaculas cuando tienes orgasmos como si no lo haces, está bien. No hay nada raro en tu manera de experimentar la sexualidad en cualquiera de los dos casos. La eyaculación femenina debe verse como un proceso que ocurre en algunos cuerpos pero que no tiene por qué ser una norma que vaya a determinar el grado de placer en tus relaciones sexuales.

¿Sabías que hay un hongo que produce el orgasmo femenino solo con olerlo? Pincha en dicho enlace.

Prohibida su exhibición en películas de adultos en Reino Unido

Debido a que la sustancia segregada mediante la eyaculación femenina contiene orina, el Reino Unido ha determinado que su práctica consiste en algo obsceno y que no debería mostrarse ni alentarse.

Es por este motivo que el parlamento británico ha prohibido la pornografía en la que este hecho se muestre. No obstante, la prohibición determina únicamente las manifestaciones que puedan calificarse con el término squirting en inglés.

Este término hace referencia a el chorro de fluido que la uretra expulsa en el momento de la eyaculación. Pero en ningún caso se refiere a la sustancia blanquecina y pegajosa que puede también darse tras el orgasmo femenino. Esta segunda sustancia no está compuesta de orina, con lo que no se podría categorizar como obsceno.

Si quieres saber más curiosidades sobre el sexo, no te pierdas nuestro post sobre el sexo en la Edad Media.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote