in

Las declaraciones de un famoso chef con estrella Michelín que van a hacer que te enfades

Hace unas semanas que el diario El Confidencial denunció en un extenso reportaje la miseria de ser becario en un restaurante Michelin, acusando a ilustres cocineros como Arzak, Berasategui, Adrián o David Muñoz de emplear en sus restaurantes y sin salario a un gran número de stagiers, aprendices de cocina. 

Según declaraban varios stagiers al diario, eran tratados a palos -como si fueran ratas-, trabajando más de 16 horas al día hasta bien entrada la madrugada y sin cobrar ni un duro. Con mucha presión, poca formación y demasiada violencia verbal. 

Tras conocerse la noticia, la red se inundó de todo tipo de comentarios y opiniones

Pixabay

Si tan malo es, ¿cómo es que las cocinas están llenas de becarios?

Todo esto es por culpa del falso glamour de los programas de cocina como Top Chef y Masterchef.

Es explotación y punto.

Aunque sin duda las más polémicas han sido las del televisivo cocinero y juez de Masterchef, Jordi Cruz 

“Un restaurante Michelin es un negocio que, si toda la gente en cocina estuviera en plantilla, no sería viable”. 

Y no solo eso, sino que califica la experiencia de “privilegio”, aunque reconoce que él nunca se ha visto en esta situación

“Yo nunca he hecho un stage y me da mucha envidia cuando veo que alguien viene de estar en la cocina de Martín Berasategui, por ejemplo. Estás aprendiendo de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida”.

Tras sus sorprendentes declaraciones, Twitter ha aprovechado para señalar algunas cosillas…










Marta Pulido @martapulillo

Sorprendido por el revuelo formado, Jordi no ha dudado en defenderse públicamente 

Otros compañeros de profesión y empleadores de stagiers también han salido en defensa de su compañero y esta situación

“Me encantaría tenerlos a todos dados de alta en la Seguridad Social, pero no puedo tener 20 nóminas en cocina, es una burrada», dice Pepe Rodríguez, quien tiene 8 stagiers y 8 cocineros en plantilla y se declara está a favor de regular mejor esta figura. 
“No son imprescindibles, pero si nos quitaran a todos los ‘stagiers’, cuidado porque muchos restaurantes Michelin lo pasarían muy mal. ¿Qué podemos hacer si tenemos a un montón de jóvenes que quieren venir a aprender? ¿Les niego la entrada?”, se pregunta.

 “Yo no estoy ni a favor ni en contra de que haya restaurantes Michelin que tengan muchos ‘stagiers’, pero ese modelo a mí no me funciona. Yo soy un loco de los sabores y necesito que todo esté perfecto. No quiero que alguien que no lleva ni un año aquí se me ponga a saltear angulas en el wok. ¿Para qué quiero que vengan ‘stagiers’ si al final los voy a tener mirando?” declara David Muñoz en El Confidencial, quien tiene 5 stagiers y 46 personas en nómina.

Arzak, por su parte, dice ser un como un padre para sus stagiers, quienes trabajan como todos los demás en plantilla, unas 10 o 12 horas

Eso sí, sin cobrar aunque si lo hacen bien se llevarán su recomendación, capaz de abrir las puertas de cualquier cocina del mundo. ¿Es eso un pago en especie?

Y tú, ¿qué opinas?

Como veis la figura del stagiers es extraña y poco habitual, no en todos los restaurantes los estudiantes están dispuesto a trabajar gratis. Solo en los mejores. ¿Justifica eso qué alguien que debe por convenio formativo estar 4 horas, llegue a trabajar 16 horas al día? ¿Es esto un master culinario o simple explotación laboral?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote