in

Las madres más pesadas tienen hijos más exitosos y este es el motivo

¿Me estás escuchando? Haz los deberes. Coloca tu ropa. ¿Por qué dejas la mochila en mitad del pasillo? Lava los platos. ¡Estas castigado! Te quiero en casa a las 8. Estudia. ¿Te has cepillado los dientes? ¿Has limpiado la habitación?

Si sois padres, seguramente os suenen todas estas míticas frases. No os preocupéis si sentís que no sirve para nada y pensáis que os repetís constantemente, lo estáis haciendo bien. Los últimos estudios han determinado que las madres más persistentes son más propensas a tener hijos más exitosos. 

La investigadora Ericka Rascón-Ramírez, de la Universidad de Essex, condujo un estudio que demostró que “detrás de cada hija exitosa hay una madre persistente.”

La investigación analizó los datos relativos a la vida de 15.000 niñas escolarizadas de entre 13 y 14 años de edad, de 2004 hasta 2010. Según contó en una rueda de prensa, Ramírez encontró que “la medida de las expectativas en este estudio refleja una combinación de aspiraciones y creencias acerca de la probabilidad de acceder a una educación superior declarada por la mayoría de los padres, en la mayor parte de los casos la madre“.

Las hijas cuyas madres tienen mayores expectativas sobre ellas, toman mejores decisiones. De acuerdo con el Daily Mail, la investigación reveló cómo los padres persistentes reducen la probabilidad de sus hijas se queden embarazadas en un 4%, en comparación con los padres que tienen menos expectativas. Además, estas chicas tienen más posibilidades de ir a la universidad, construir una carrera exitosa y aspirar a un salario mejor. 

En muchos casos tenemos éxito haciendo lo que creemos que es más conveniente para nosotros, aunque sea en contra de nuestros padres. Pero no importa cuánto nos esmeremos en evitar sus recomendaciones, pues de alguna forma influyen, aunque sea sutilmente en las decisiones que tomamos o aunque creamos que son muy personales“, explicó la investigadora Rascón-Ramírez.

Durante la adolescencia, es probable que tus hijos no entiendan por qué tu única misión en la vida sea la de “fastidiarles”. Con los líos que suelen tener en la cabeza, dramas de instituto y sus primeras relaciones y desengaños, no son capaces de procesar el profundo significado que hay detrás de todo lo que les dices, que lo haces porque les quieres y para que tengan el mejor futuro posible. 

Como padres, somos insistentes y pesados para que consigan lograr sus objetivos, para que tengan una rutina y sepan enfrentarse a la vida real. Sin embargo, estoy seguro de que cuando entren en los veinte empezarán a apreciar ese esfuerzo, así que no no tires la toalla, pues algún día te lo agradecerán.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote