La extraña historia de Las Pozas, un jardín surrealista escondido en medio de la jungla mexicana

Publicado 27 julio, 2020 por Pablo Carrera
pozas-mexico
PUBLICIDAD

Los jardines son lugares mágicos que nos invitan a pensar en historias y aventuras. En México existe un espacio muy especial que hará las delicias de los más soñadores. Esta es la extraña historia de Las Pozas: un jardín surrealista escondido en medio de la jungla mexicana.

Descubre este fascinante espacio que tardó veinte años en ser construido:

Un monumental homenaje a las fantasías surrealistas

Entre 1944 y 1960, el poeta inglés Edward James y su amigo Plutarco Gastelum Esquer diseñaron y construyeron presas, laberintos, puentes y escaleras que no llevan a ninguna parte.

 

Colgaron jaulas de pájaros vacías, puertas y ventanas sin salida, habitaciones sin paredes y muchas otras estructuras por el estilo. Las Pozas, que en su total consta de cuatro niveles, carece de techo en la mayor parte de su conjunto.

 

Las esculturas son un ejemplo de la ironía y extravagancia propia del surrealismo. Los autores querían que su obra reflejara sus sueños, sus pasiones y su amor por lo onírico y lo imaginario.

El increíble trabajo de los dos artistas es un símbolo del movimiento al que pertenecían.

Un lugar sacado de un cuento de hadas

View this post on Instagram

Las manos

A post shared by @ zacnitegarza on

Cómo se puede ver en las imágenes, esta creación parece sacada de un cuento fantástico. Recuerda al hogar de una civilización avanzada, muy desarrollada técnicamente y creativa.

Hay incontables piscinas, cascadas y senderos para pasar horas caminando y descubriendo nuevos espacios. Es un santuario para quienes lo visitan.

 

El clima y el terreno forman parte del total: La niebla añade un toque misterioso y la vegetación se suma a las edificaciones añadiendo magia.

Curiosamente, se encuentra a pocas horas de la capital del estado. Esto añade un contraste increíble entre este paraje tan sugerente y la ruidosa y agobiante Ciudad de México.

Un oasis para escapar de la Segunda Guerra Mundial

Cuando el conflicto bélico dominaba el viejo continente, Edward James huyó de Europa buscando paz y tranquilidad. La idea de mudarse a México se la sugirió un amigo, quien lo invitó a visitar el país en 1944.

Viajando por la región aprendió sobre su cultura y sus costumbres. Así descubrió San Luis de Potosí. Allí tuvo una revelación al ver aquel espacio lleno de plantas exóticas y piscinas naturales. Era la localización perfecta para construir el parque de sus sueños.

James pertenecía a una familia inglesa adinerada: eran parte de la industria del ferrocarril y la minería en los Estados Unidos. Gracias a eso, el poeta pudo patrocinar numerosos proyectos y artistas, por ejemplo a Salvador Dalí.

James trabajó durante muchos años para levantar este lugar asombroso. Después de su muerte en 1984, Las Pozas fue atendido por su amigo Gastelum.

Desde 2007, la fundación Fondo Xilitla se encarga del mantenimiento del jardín surrealista. La vegetación crece rápidamente y puede deteriorar la estructura, por eso necesita ser cuidado y restaurado.

En 2012, el gobierno mexicano lo declaró monumento artístico nacional y se ha convertido en un destino turístico para los amantes de esta corriente artística. Mucha gente acude aquí cada año para disfrutar del jardín surrealista de James.

Anímate tú también, ¡puede ser una experiencia inolvidable!

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...