Marcada por el nacionalsocialista gobierno alemán durante el Tercer Reich es el brote verde y la esperanza de un exterminio cruel, el germen de un nuevo día, la superación frente a la sinrazón que opaca el nazismo.

Aquel pasado que no vivió podría haber sido más fácil pero no se queja, simplemente se emociona cuando vuelve la mirada atrás y trata de conocer el germen ubicado en tierras húngaras, lugar de procedencia de sus ancestros, aquellos orígenes en el que le arrebataron antes de nacer en un pretérito siglo XX, parte de sus orígenes Judíos en los campos de exterminios de Auschwitz, lugar en el que los sueños dieron paso a las mas crueles pesadillas. 

Liona Hotta Gilad, nieta de 

Auschwitz   y nacida en un pequeño kibbuts de Israel, quien se emociona por quienes no despertarían jamás de una mala pesadilla para cuidarla, mimarla, abrazarla y quererla.

He aquí la respuesta frente a la dureza de la vida; si cantando se espantan los males, que mejor que un vídeo de Liona con personalidad propia.

Juanjo Sánchez ©
Entrada publicada el 4 de septiembre del 2015.

Publicado en Cultura y ocio