Lithops: La extraña planta que podrías confundir con una piedra

Publicado 4 agosto, 2020 por Pablo Carrera
planta-piedra
PUBLICIDAD

La naturaleza está llena de especies sorprendentes. Una de ellas es el Lithops, una extraña planta que parece una piedra.

Este curioso aspecto les permite pasar inadvertidas de posibles depredadores. Los vegetales también tienen inteligencia y son capaces de advertir el peligro.

Descubre este curioso y extraño habitante del África austral:

¿Qué son los Lithops o piedras vivas?

Esta planta de apariencia similar a una piedra tiene un ciclo de vida muy especial: crece en invierno y primavera, descansa en verano y florece en otoño. Le gusta ir un poco al revés que el resto.

Son perfectas para cultivar en el interior porque no les van los climas extremos, las lluvias y necesitan sol la mayor cantidad de tiempo posible.

Gozan de una gran capacidad para almacenar líquidos, ya que provienen del sur de África, donde apenas llueve y deben sobrevivir a grandes sequías. Poseen la habilidad de absorber agua de la niebla o el rocío. La necesidad hace la fuerza.

Su entorno natural es entre las piedras, allí pueden sacar gran partido a su capacidad de camuflaje.

¿Cómo se cuidan fuera de su hábitat natural?

Ya que su lugar de origen es el desierto, esta planta piedra necesita un poco de atención a la hora de cuidarla:

Su ubicación en la casa

Debe estar en una zona donde le dé la luz del sol de manera directa, si fuese posible durante todo el día. Es perfecta para un exterior.

El sustrato

Es necesario que tenga un buen drenaje porque las raíces no soportan el agua acumulada. Los mejores son los arenosos.

¿Cuándo hay que regar?

Es una tarea importante y complicada. Lo más importante es no regar en exceso. Si el sustrato está húmedo, no le añadas más líquido. Lo ideal es tener un medidor de humedad.

¿Qué agua usar?

La mejor es la de la lluvia. Si no puedes conseguirla, llena un cubo con agua del grifo y déjala reposar una noche para que bajen los sedimentos. Al día siguiente usa solamente la mitad.

El riego en invierno

Casi no es necesario. El sustrato está húmedo más tiempo y no tenemos que hacer nada. Por lo general, con regar cada quince o veinte días será suficiente.

Abonado

Durante la temporada de crecimiento, primavera y verano, se han de añadir abonos minerales. Echa una cucharada pequeña cada dos semanas.

El trasplante

Al ser pequeña bastará con tenerla en una maceta algo mayor que la que traiga de la tienda. El mejor momento para hacerlo es la primavera.

Problemas habituales

Vigila la falta de luz, la pudrición y las plagas de caracoles. Suelen ser los principales enemigos del Lithops.

Cómo hacer florecer un cactus piedra

Se trata de una especie de crecimiento lento, así que es habitual que tarde un poco en dar su primera flor. No obstante, si pasan más de tres años sin que lo haga, asegúrate que las condiciones son las adecuadas.

Cada ejemplar da una flor de gran tamaño, habitualmente en otoño. Es del tipo margarita, blanca o de un amarillo muy vivo. Crecen hasta cubrir la planta por completo y desprenden un aroma suave y agradable.

PUBLICIDAD


PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.