Los rayos globulares: quizá el fenómeno más raro y extraño de la naturaleza

Publicado 16 octubre, 2020 por Kike
bola-relampago
PUBLICIDAD

El universo aún guarda muchos secretos que por el momento somos incapaces de comprender. Uno de los más intrigantes, asombrosos y desconocidos, es la formación de los rayos globulares, unas sorprendentes esferas de energía que brillan, se desplazan y aparecen de la nada.

En este vídeo que se hizo viral en las redes hace ya un tiempo podemos ver una de estas bola relámpago o rayos globulares. La gente se dividía entre quienes aseguraban que el vídeo estaba trucado y quienes defendían que se podía deber a algún tipo de interacción entre los cables y las vías del tren. Resulta que ni unos ni otros tenían razón, pues se trata de un fenómeno atmosférico muy extraño y potencialmente peligroso.

Como con todo lo que se hace viral, los usuarios no pueden contenerse y han hecho memes utilizando el extraño fenómeno. Aquí algunos ejemplos del ingenio de los usuarios de Twitter usando el League of Legends, Naruto y Los Simpson.

Durante mucho tiempo se creyó que estos rayos globulares eran un mito, pero cuando el 19 de marzo de 1963 uno de ellos apareció frente al físico nuclear Graham Wisler, la comunidad científica no pudo sino constatar su evidencia y dar comienzo a las investigaciones. Tras más de 50 años de estudios, encabezados por el propio Wisler, esto es lo que se ha logrado descubrir sobre estas misteriosas esferas de energía.

Las primera investigaciones y datos recogidos sobre los rayos globulares.

En primer lugar, Graham Wisler trató de reunir y catalogar cada uno de los avistamientos que se habían producido hasta la fecha. No fue una tarea fácil, pues el miedo, las teorías sobre ovnis y la superchería rodeaban este fenómeno. Finalmente, tras más de 3000 informes sobre avistamientos, se pudieron concretar algunas características de estas esferas luminosas: tienen forma circular u ovalada, aparecen de la nada y desaparecen de igual forma, emiten un zumbido y se desplazan libremente buscando generalmente huecos u otras vías de escape.

rayo globular

Imagen de @prevencioncontrarayos en Instagram

No es de extrañar que la gente estuviera asustada ante tal fenómeno, especialmente hace décadas, porque además pueden tener desde el tamaño de un guisante hasta varios metros de diámetro, aunque por lo general tienen entre 10 y 40 centímetros.

bola energia

Imagen de @prevencioncontrarayos en Instagram

Puede que más de uno de esos 3000 avistamientos haya sido catalogado como rayo globular cuando en realidad se trataba de otro fenómeno, ya que en varios informes lo datos son inconsistentes con las características generales descritas. Por ejemplo, en dos reportes del siglo XIX, las personas que habían visto un rayo globular afirmaron que éste explotaba dejando un olor a azufre. En 2012, en Argentina, una persona observó una de estas esferas explotar mientras estaba en la cocina.

¿Qué dice la ciencia actualmente acerca de este fenómeno?

Debido a que rara vez aparecen y además lo hacen de manera imprevisible, los datos científicos sobre los rayos globulares son escasos. Por eso su origen sigue siendo desconocido y tampoco existe una teoría ampliamente aceptada al respecto.

La principal hipótesis de las muchas y muy variadas que se manejan postula que se trata de un plasma altamente ionizado contenido por campos magnéticos autogenerados. Sin embargo, la teoría ha sido ya refutada, pues el calor que desprendería sería muy alto e incendiaría todo a su paso, hecho no descrito en ninguno de los avistamientos hasta ahora. Además, su densidad sería más ligera que la del aire, por lo que debería elevarse rápidamente, no desplazarse de forma horizontal.

Otra de las teorías afirma que podría ser producto de una reacción química lenta, entre hidrógeno cargado positivamente y una mezcla de nitritos y nitratos de carga negativa. Siguiendo esta hipótesis se han intentado crear rayos globulares en situaciones de laboratorio, sin éxito por el momento.

Desde la Universidad de Canterbury, en Nueva Zelanda, se han llevado a cabo experimentos tratando de crear una de estas esferas de energía

Los doctores John Abrahamson y James Dinniss, de la Universidad de Canterbury, han presentado la teoría de que tales objetos etéreos no son más que partículas incandescentes de silicio. Sus experimentos demuestran que cuando un rayo alcanza el suelo, los granos de tierra pueden convertirse en partículas diminutas de silicio. Éstas, en combinación con el oxígeno y el carbono, se unirían entre sí formando cadenas que, a su vez, darían lugar a esferas esponjosas y muy ligeras que serían movidas simplemente por las corrientes de aire.

Las partículas de silicio son muy reactivas y arden muy lentamente emitiendo luz. Sin embargo, y aunque las pruebas de laboratorio arrojan cierto parecido, no son exactamente iguales a los rayos globulares.

Lo que parece fuera de toda duda es que se trata de un fenómeno natural, relacionado de algún modo con la energía que desprenden los rayos de una tormenta eléctrica, por lo que las teorías sobre ovnis quedan completamente descartadas. Lo que sí se ha documentado es el caso particular de un niño de 3 años que sufrió una llamativa quemadura en el abdomen debido al roce de una de estas esferas.

A continuación, os dejamos con un pequeño vídeo sobre uno de los últimos avistamientos de estos extraños rayos globulares

Fuente: Wikipedia, BBC.com, Taringa, metacafe.com, boredomtherapy.com

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.