in

L’Oreal promociona un champú mostrando a una modelo a la que no se le ve el pelo porque lleva un hiyab

Aunque pueda parecer extraño, se puede promocionar un champú femenino sin mostrar cómo dejará el pelo. En su última campaña de cuidado para el cabello, L’Oreal ha utilizado a la modelo y blogger Amena Khan de Leicester como imagen. Lo que más llama la atención es que en ningún momento la modelo muestra su cabello, que está oculto bajo un hiyab, tal como requiere el Corán.

La blogger e influencer es la primera modelo en protagonizar una campaña de cuidado del cabello sin mostrarlo, y por raro que parezca, supondrá un gran paso para la industria de la belleza, ya que de surtir efecto la acción publicitaria, tendrían un nuevo mercado al que atender.

En declaraciones a Vogue, la modelo dijo: “¿Por qué suponemos que las mujeres que no muestran su cabello no lo cuidan? ¿Entonces todos los que muestran su cabello solo lo cuidan por mostrarlo a los demás?”

Amena, que cuenta con 570,000 seguidores de Instagram, dice estar encantada de que la marca reconozca a las mujeres que usan hiyabs. En el vídeo, también podemos ver a modelos como Neelam Gill, la cantante Dougie Poynter y la estrella de YouTube Emily Canham.

Hiyab sí o hiyab no

Mientras tanto, el debate salta a las redes sociales ¿deben las mujeres musulmanas dejar de estar obligadas ante la imposición del hiyab? o ¿debe la sociedad dejar elegir al individuo y no ver el hiyab como un elemento de sometimiento?

Tal como explica la Wikipedia:

El Corán ordena a hombres y mujeres musulmanes que vistan de forma modesta:

“Di a los creyentes que bajen la mirada y sean modestos” (sura 24:30).

El versículo más claro en la exigencia del hiyab es la sura 24:30-31, pidiendo a las mujeres que extiendan velo sobre sus pechos.

Y di a las creyentes que bajen la mirada y guarden recato; que no deben mostrar su belleza y adornos, excepto lo que (normalmente) aparece de los mismos; que deben echar el velo sobre sus pechos y no mostrar su belleza, excepto a su marido, sus padres, padres de su marido, sus hijos, hijos de sus maridos, sus hermanos o hijos de sus hermanos, o los hijos de sus hermanas, o su mujeres (musulmanas), o los esclavos quienes sus manos derechas poseen, o siervos libres de necesidades físicas, o niños pequeños que no tienen ningún sentido de la vergüenza del sexo; y que no deben golpear sus pies con el fin de llamar la atención sobre sus adornos ocultos. (Corán 24:31)

En el siguiente versículo, se pide a las esposas de Mahoma que lleven manto (cuando salen de casa), como una medida para distinguirse de las demás, de modo que no sean acosadas. La sura 33:59 dice:


Los que hostigan a los creyentes y a las creyentes inmerecidamente, llevan (sobre sí mismos) una calumnia y un grave pecado. ¡Profeta! Manda a tus esposas, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que deben poner sus mantos sobre sus personas (fuera de casa): Eso es más conveniente, para que puedan distinguirse y no ser acosadas. […] (Corán 33:58-59)

Aunque dentro de la comunidad musulmana, ha distintas concepciones sobre este:

[…]Algunos musulmanes han adoptado un enfoque relativista del hiyab. Creen que el mandamiento de mantener la modestia debe interpretarse en relación con la sociedad que lo rodea. Lo que se considera modesto o atrevido en una sociedad puede no ser considerado como tal en otro. Es importante, dicen, que los creyentes lleven ropa mediante que comunique modestia y reserva.[…]

What do you think?

0 points
Upvote Downvote