Los misteriosos perros cantores emergen de la extinción ¡Escúchalos!

Publicado 11 diciembre, 2020 por Sandra Morales
perros-cantores
PUBLICIDAD

Los perros cantores, también llamados perros de las tierras altas de Nueva Guinea, son originarios de la isla de Nueva Guinea, en el norte de Australia. Se caracterizan por sus vocalizaciones únicas, que llegan a ser una mezcla del aullido del lobo y el canto de una ballena.

Ahora solo quedan alrededor de 200 o 300 de ellos por el mundo, y la mayoría se encuentran en zoológicos o centros especializados. Son descendientes de perros salvajes que fueron capturados en los años 70.

Se pensaba que los perros cantores salvajes estaban extintos desde hace 50 años, pero una nueva investigación publicada el 29 de septiembre de 2020 explica que no es así, que todavía siguen viviendo en la naturaleza.

El estudio de los perros cantores

En el año 2012 un guía ecoturístico, que se encontraba en una parte lejana y montañosa de Nueva Guinea, sacó una fotografía a lo que él pensaba que sería un perro cantor. La foto llegó a manos del director de una fundación de conservación que llevaba buscando a estos perros cantores desde el año 1996.

Cuatro años más tarde, en 2016, el director McIntyre recordó un detalle de la fotografía y se marchó a una de las minas de oro más grandes del mundo: la mina High Grasberg. En esa zona, por las montañas, el director ocultó una serie de cámaras para ver si aparecían los perros cantores.

Pasaron los días y solo se vieron huellas de otros animales. Hasta que llegó el último día de la investigación, cuando captaron a una manada de perros muy parecidos a los perros cantores. No obstante, McIntyre debía presentar pruebas de ADN para certificar que se trataba de la misma raza.

En el año 2018 el director volvió al lugar, pero esta vez con trampas. Cuando tres de los animales cayeron en ellas, les tomó muestras de sangre, les puso collares con GPS y después les dejó en libertad. Con todas estas muestras, viajó a Estados Unidos y se las proporcionó a  Elaine Ostrander, genetista del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano.

Resultados de la investigación

Desde ese momento, Ostrander y otros investigadores se pusieron a comparar el ADN de estos perros con otros grupos de animales caninos: razas domésticas, dingos, perros que viven cerca del pueblo de la mina Grasberg y también con los perros cantores de Nueva Guinea que se encuentran cautivos.

Los resultados revelaron que las muestras de ADN procedían de un grupo genéticamente diferente, pero muy similiar, a los perros cantores de Nueva Guinea, es decir, que esta raza de perro continúa viviendo en la naturaleza.

En palabras de la genetista Ostrander: “los resultados del estudio proporcionan un medio para que los biólogos conservacionistas avancen con estudios adicionales. También pueden ser útiles para pensar en cómo restaurar la variedad en la población de conservación de perros cantores de Nueva Guinea”.

Los investigadores recuerdan que los perros que están cautivos proceden de solamente ocho perros originales, es decir, si no existe diversidad de genes, los perros cantores pueden correr el riesgo de volverse infértiles.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...